De izquierda a derecha, Botín, Bugallo, Rodríguez y Xammar. Foto: Gilles Martin-Raget

Los chicos del Spanish Impulse by Iberostar han pasado a la final de la Red Bull Youth America’s Cup, la mini Copa América en regatas de flota que se está celebrando en el mismo campo de regatas de los mayores en aguas de Bermuda. Participan seis equipos por grupo y pasan a la final del día 20 y 21 de junio los cuatro primeros. El equipo español lo ha hecho tercero, después de un triple empate con el primero y segundo, New Zealand Sailing Team y Land Rover BAR. También ha pasado a la finalísima el local Team BDA. Fuera han quedado Next Generation USA y Candidate Sailing Team.

Probablemente el Spanish Impulse es, de doce equipos participantes, el que menor presupuesto tiene. Solo por el hecho que tuvieran que recurrir al crowfounding y pagarse muchos de los gastos de sus propios bolsillos para llegar donde han llegado, lo dice todo. Pero en este caso la escasez de dinero no ha sido motivo para que demostraran sus capacidades deportivas y, sobretodo, la ilusión por conseguir un objetivo.

Su entrenador, Toni Rivas, me comentaba hace unas semanas en El Balís justo antes de partir hacia Bermuda que en este equipo había mucho nivel y que estaba convencido que pasarían a la final. Visto lo visto –aunque la TV de la Red Bull America’s Cup no privó de ver el segundo día-, no se equivocaba y después de cómo está este equipo han demostrado que pueden aspirar a todo.

Después de ver cómo han navegado Jordi Xammar y su equipo, de las seis mangas de flota disputadas han ganado una y han quedado segundas en dos más, demuestra que pueden con todo y con todos.

En los próximos dos días competirá el otro grupo del que saldrán los otros cuatro finalistas. Ahora toca descansar, seguir entrenando y esperar que al menos en la final sople algo más de viento y veamos cómo se defienden con los barcos volando.

¡Enhorabuena gallos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here