El final de la Red Bull Youth America’s Cup fue una auténtica locura, donde no faltó la emoción y donde tanto por arriba como por abajo hubo cambios importantes, y todo en el último tramo –el más corto- de la sexta y última mangas. Ganó Land Rover BAR Academy cuando los miembros del Team New Zealand acababan de celebrar casi victoria. El Spanish Impulse acabó sexto después haber sido octavo durante toda la última jornada.

Fue un día complicado, comenzó con poco viento, luego subió hasta ver volar a los barcos, en el menos de los tiempos, y luego volvió a bajar. La penúltima y última mangas fueron de auténtica locura. Las tres últimas ganadas por los kiwis que ya se veían campeones, pero un lío en la última boya del recorrido entre el Artemis y el Team Germany cambió el rumbo final, ya que les adelantaron los ingleses que tenían el título perdido, pero este cacao les permitió pasar de quintos a segundos y el Spanish Impulse de sexto a tercero, salvando los españoles de acabar siendo el farolillo rojo, que se lo acabaron traspasando al Team BDA.

En el post día 19 titulado ‘¡A por la victoria!’, apostaba porque los de Jordi Xammar irían a por el título. Evidentemente fueron a por ella, pero esta fase final no ha sido la mejor de sus vidas, y lo cierto es que han navegado de forma muy distinta que en la fase de clasificación. El hecho es que estuvieron lejos de lo esperado, pero seguro que aprendieron mucho de cara al futuro. Llegaron sin hacer ruido y se han acabado haciendo un hueco y un respeto en el mundo de la vela y de la Copa América. Han demostrado que hay madera y estoy seguro que en más de uno les veremos dentro de cuatro años en la Copa América de los mayores, con lo que solo me felicitarles.

Ya me lo contaréis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here