Así, tal cual. La victoria y el récord de la regata Sydney Hobart están pendientes de un babor-estribor entre el ganador, el Wild Oats XI y el segundo clasificado, el Comanche.

Disputadísima ha sido la 73 edición de la Rolex Sydney Hobart, la regata más importante del verano austral y que ha acabado con polémica, después de la victoria en tiempo real del Wild Oats XI –la novena de la saga-, con récord incluido después de hacer la travesía de 628 millas en 1 día, 8 horas, 48 minutos y 50 segundos. Casi cinco horas menos que el récord del Infortrack, que databa de 2016.

Pero el triunfo del Wild Oats aún no es definitivo después que el Comanche, que había liderado prácticamente toda la travesía y que entró 26 minutos después del vencedor, presentara una protesta por una presunta infracción de babor-estribor pocos minutos después de la salida.

Secuencia de la imagen Sailing Illustrated

 

Ya en Hobart Mark Richards se acercó al Comanche y le preguntó a Jim Cooney, su patrón, si presentaría reclamación a lo que éste le dijo: “Sí, voy a seguir adelante”, a lo que Richards contestó: “Está bien, sin preocupaciones, amigo, no hay problema”.

El Reglamento de Regatas de la World Sailing es claro y en este caso entrarían en juego las siguientes reglas:

En la Sección A – Derecho de paso- en la Parte 2 – Cuando los barcos se encuentran-, está el apartado 10: Cuando los barcos están en bordadas opuestas, un barco amurado a babor se mantendrá separado de un barco amurado a estribor.

En la Sección B – Limitaciones generales- en donde están los puntos 14 Evitar contactos, 15 Adquirir derecho de paso y 16 Alterar el rumbo.

El Jury Internacional tiene ahora hasta dos días para estudiar la propuesta tras escuchar a las dos partes y resolver, con lo que la victoria del Wild Oats está en el aire.

El vídeo de la salida en donde se puede ver el babor-estribor a partir del minuto 19:48.

Artículos relacionados

La 73ª Sydney Hobart suelta amarras

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here