La clase Transpac llegó a Europa hará casi dos décadas procedente de Estados Unidos y lo hizo para quedarse definitivamente. De aquella originaria Mediterranean Fleet Associaton, se pasó a la MedCup, que acabó derivando a las actuales 52 Super Series. Por estos circuitos han pasado los grandes nombres de la vela, la lista sería interminable desde Russell Coutts pasando por Paul Cayard, Jochen Schuemann y prácticamente cualquier nombre que se os pueda ocurrir, antes o después, ha pisado la cubierta de un TP52.

Han pasado decenas y decenas de cracks, pero hay uno que sigue ahí desde el primer día y que sobresale por encima de todos: Guillermo Parada. El patrón argentino es hoy por hoy uno de los veteranos –no por edad sino por participaciones y victorias-, y al quel que se puede considerar el número 1. Guille lleva más de una década a bordo de un TP52 desde que ganara en el año 2006 la Copa del Rey como táctico del Patches-Siemens, a hacerlo el año siguiente ya como caña del Matador-Siemens y repetir título en 2009 como Matador-Realstone.

Pablo Roemmers y Guille Parada levantan el trofeo, arropados por su tripulación. Foto: Martínez Studio

Parada ha sido el líder de los proyectos de vela de la familia Roemmers. Ha gozado siempre de la confianza del patriarca Alberto -el armador por excelencia de los Alexia y Matador que maravillaron a finales del pasado siglo y principios de este- y de sus hijos Alberto y Pablo, ambos muy involucrados también en la competición.

Con Matador, rebautizado en los últimos años como Azzurra, ha sido uno de los barcos de referencia y que han mantenido en vida la clase, después de la caída de la MedCup transformada posteriormente como 52 Super Series. Con este nuevo nombre del circuito y como Azzurra desde el año 2012, Guillermo Parada ganó en el año del estreno, en 2015 y ha repetido en 2017, igualando así a Quantum Racing, que también tiene tres.

Guille, discreto y amigo de sus amigos, es uno de los grandes de la vela mundial. Y en la clase TP52 es, sin lugar a dudas, el número 1. Su trayectoria y sus números le avalan. Es el Messi de los TP52, y además los dos son argentinos.

Los colores de la bandera albiceleste ondearon en aguas de Maó. Fotos: Martínez Studio.

Artículos relacionados

Azzurra gana en Menorca y las 52 Super Series

2 Comentarios

  1. Hola Guille, lo he escrito porque así lo creo, así lo siente y creo que te lo mereces. Tuve la gran suerte de poder trabajar con vosotros en este proyecto hace unos años, y tengo que reconocer que me pusisteis las cosas muy fáciles. Tengo un gran recuerdo.

    Un fuerte abrazo y espero que nos veamos pronto de nuevo.

    Jaume

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here