El Salón Náutico Internacional de Barcelona cerró sus puertas con optimismo, después de haber aumentado el número de expositores y después del éxito de afluencia de público, con cerca de 60.000 visitantes.

Después de los miedos iniciales que precedieron la apertura de la feria náutica catalana, finalmente todo funcionó tal y como estaba previsto. El tiempo acompañó, el puente por el día del Pilar también ayudó y la tranquilidad fueron las notas dominantes.

En la edición de 2017 ha aumentado un 11% en espacio expositivo en los Molls de la Fusta y Espanya, ocupando 23.000 metros cuadrados, donde se han exhibido 180 embarcaciones en el agua, un 11% más y con 275 expositores, un 7% más que en la edición anterior.

Se han presentado 120 novedades, un 16% más que en 2016 y se han llevado a cabo un centenar de presentaciones (producto, competiciones, eventos, etc).

Aspecto de los pantalanes del Salón Náutico en la última jonada de feria.

Las actividades con mayor demanda y afluencia han sido la vela, la bici acuática, piscina de paddle surf, talleres de marina tradicional, travesías en kayak y paddle surf, y gran éxito de la Noche Náutica.

Esta noticia es buena para la náutica, y que Barcelona haya ido a más es bueno para el sector.

La próxima gran feria náutica española en celebrarse será el Valencia Boat Show, del 1 al 5 de noviembre en Valencia. El puente de Todos los Santos, puede ser también un buen motivo para visitar el salón náutico valenciano, que crece año tras año.

Las ferias son el termómetro del sector, y esto tiene buena pinta.

Artículos relacionados:

#blog El Salón Náutico se reafirma

Todas las noticias sobre el Salón Náutico Internacional de Barcelona

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here