Al Spindrift le está saliendo muy caro su objetivo de conseguir el Trofeo Julio Verne, el récord en dar la vuelta al mundo a vela en menos tiempo-. El maxi trimarán de Dona Bertarelli y Yan Guichard lleva varios años intentándolo pero por unas cosas u otras, no hay manera.

Este año lo iban a intentar en solitario después que el año pasado fuera el IDEC Sport de Francis Joyon y Alex Pella el que se hiciera con el récord. En esta ocasión estaba todo preparado en Brest desde hace varios días para iniciar el reto, pero al final no han podido ni tomar la salida.

A primera hora de la tarde de la tarde el Spindrift partió de Brest, el multicasco navegaba en unas condiciones de unos 30 nudos de viento y a una velocidad entre 15-18 nudos con olas de tres metros. Una situación nada anormal para un barco de estas características, preparado para esto y por supuesto mucho más.

El Spindrift remolcado a puerto tras partir el palo. Foto: Le Télégrame

Cuando se encontraba entre el Point St Matthie y Camaret de repente el palo se vino abajo sobre el lado de sotavento del barco. La tripulación que salió ilesa del accidente, rápidamente soltó todo el aparejo para que no se produjeran daños mayores al barco.

Trozos del mástil de carbono esparcidos por el mar. Foto: Le Télégrame

Ahora los técnicos deberán analizar lo que ha pasado exactamente, pero se hace extraño que en un equipo con tantos medios haya podido pasarle esto, pero evidentemente de haber pasado, mejor que haya sido antes de la salida que no en mitad de cualquiera de los océanos.

Otra vez será. Seguro que lo volverán a intentar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here