El Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) ha vuelto a poner en evidencia las no actuaciones de la Real Federación Española de Vela (RFEV), en este caso a su Comité de Disciplina Deportiva y Premios que preside Gabriel Real, después que éste exonerara a los organizadores del Campeonato de Europa de Laser después de la suspensión de la primera jornada del mismo a causa del paro en Catalunya el pasado 3 de octubre.

Los organizadores de dicho Europeo fueron la Federació Catalana de Vela y los clubes Náutico y Marítimo de Barcelona. El único ‘encausado’ por parte federativa era el oficial principal de la regata, Jofre Rabadà, al que las instituciones organizadoras dejaron a su suerte como cabeza de turco, dejando así fuera de toda ‘culpa’ a los políticos.

El TAD ha ordenado al Comité de la RFEV a “reabrir la información previa y recabar los informes, alegaciones y testimonios que proceden para determinar, con la mayor precisión posible, los hechos, la identidad de las personas y circunstancias que concurran, dictando la resolución que procede a la vista de la referida información.”

El Comité de Disciplina Deportiva y Premios se dedicó a especular en el informe redactado con el fin de librar a los directivos de las federaciones y clubes implicados, lo cual no ha gustado nada al TAD, y además le recriminan que la RFEV no les remitiera el expediente que les había solicitado el 21 de noviembre, y les acusa directamente de especuladores: “sino exclusivamente su informe de alcance especulativo al entender que la partcipacion en la huelga (política) es un derecho fundamental derivado del art. 28 de la Constitucion, derecho que ejerció el propio Sr. Presidente del Comité de Regatas, Sr. Rabada, y que lo que hicieron las entidades deportivas, Federaciones, Clubes intervinientes fue “minimizar el impacto en los participantes.”

El informe federativo según se desprende de lo dicho por el TAD y que no se cree que las federaciones y clubes organizadores no supieran nada y que toda la culpa recaiga sobre el PRO: “Se llega a una conclusión general exculpatoria para todos los denunciados, sin discriminar entre el Presidente del Comité de Regatas que acordó la suspensión, la Federació Catalana, los Clubes Organizadores y la Federación Española. La responsabilidad es personal y no “en grupo” o “agrupada”, por lo que debe diferenciarse la de cada uno para llegar a la conclusión que proceda”.

Para acabar diciendo: “no se explican las razones por las que se alcanza la conclusión de que, al sumarse algunas personas a la huelga política, la regata hubo de suspenderse necesariamente y tampoco se razona la impresión de servicios alternativos o mínimos para garantizar el desarrollo de la regata”.

Vaya, que el informe emitido por el Comité de Disciplina Deportiva y Premios de la RFEV es un canto al sol, donde todo el mundo queda libre de toda causa, y aquí paz y después gloria.

Pues parece ser que no.

Artículos relacionados:

La RFEV anuncia un expediente al Comité del Europeo de Laser

Jornada de velas caídas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here