El Magical de Julio Rodríguez logra el gran premio del 45º Conde de Gondomar

Organizado por el Monte Real Club de Yates de Bayona se ha celebrado del 24 al 26 de julio

0
288
Salida de una de las dos últimas pruebas del Conde de Gondomar - Foto José Ramón Louro

Este domingo concluyó en Galicia una nueva y emocionante edición del Conde de Gondomar – Trofeo Banco Sabadell, disputado durante los últimos tres días en aguas de las Rías Baixas, escenario de las 5 pruebas puestas en liza.

En la que fue la cuadragésimo quinta edición de la competición con más solera del Monte Real Club de Yates, las tripulaciones pudieron navegar con unas muy buenas condiciones meteorológicas que, sumadas a la igualdad y calidad de la flota, les permitieron disfrutar de un gran campeonato.

Tras la celebración de las dos primeras costeras el viernes y el sábado, con la subida al Carrumeiro Chico y al Camouco; la jornada final del domingo estuvo protagonizada por dos regatas del tipo barlovento sotavento, de doble vuelta para los barcos más pequeños y de triple vuelta para los grandes. Fueron dos pruebas muy disputadas pero no cambiaron en gran medida la clasificación inicial derivada de los recorridos costeros.

El Magical del Real Club Náutico de Vigo, liderado por Julio Rodríguez, fue el gran triunfador del 45º Conde de Gondomar – Trofeo Banco Sabadell, al alzarse vencedor en la clasificación general final. Con Gonzalo Araujo de táctico y una tripulación completada con experimentados regatistas, el patrón vigués lograba volver a escribir su nombre en el histórico de ganadores del Conde, que ya había ganado en el 2001 con el Starfisher.

El Magical fue el vencedor de la Regata Conde de Gondomar, que incluyó la subida al Carrumeiro y los dos barlosotas del domingo; y dejó al Aceites Abril un año más a las puertas de la victoria, tal y como le había sucedido en 2019. El barco de los hermanos Luis y Jorge Pérez Canal, del Real Club Náutico de Vigo; obtuvo una meritoria segunda posición y dejó el tercer puesto al Arroutado de José Manuel Pérez, del Real Club Náutico de Portosín, que completó tres muy buenas pruebas llevando de táctico a Javier la Gándara.

Otro de los veleros que aspiraban al podio en este Conde de Gondomar, el Yess Too del Monte Real Club de Yates, del armador y patrón portugués Rui Ramada, retirado de la competición el domingo por problemas en el barco, tuvo que conformarse con ser el ganador en tiempo real de la prueba larga de la competición, al ser el más rápido en completar el recorrido de ida y vuelta hasta la mítica roca.

En la Regata Erizana, compuesta por la subida al Camouco y dos barlosotas, el vencedor entre los ORCs fue el Deep Blue 2.0 de Vicente Cid, luciendo grímpola del Real Club Náutico de Vigo. La Burla Negra de Juan José Martínez, del Club Náutico Castrelo de Miño; y el Fend la Bise de Jean Claude Sarrade, del Monte Real Club de Yates; quedaron segundo y tercero respectivamente.

En la competición en tiempo real de los monotipos J80, el claro triunfador de la competición, con un triplete, fue el Alboroto del Monte Real Club de Yates, patronado por Juan Ameneiro y con el campeón de España Javier Aguado a bordo. Firmó unos espléndidos resultados, con tres victorias en las tres pruebas disputadas.

El Cansino de Fernando Yáñez logró hacerse con la medalla de plata y el bronce se lo llevó finalmente el Spaco de Santiago Estévez, que desbancó del tercer puesto al Miudo de Sergio Golpe, que aspiraba a mantener la tercera posición en la última jornada pero que finalmente se quedó fuera del podio.

También compitieron en este 45º Conde de Gondomar – Trofeo Banco Sabadell los Fígaros del Monte Real Club de Yates, tanto en tiempo real entre ellos como en compensado con los ORCs. La victoria final fue para el Serralleiras patroneado por Patricio de Haz, al que siguieron en la clasificación el Bouvento de Leopoldo Llorente y el Tutatis de Agustín Marquina. En una meritoria cuarta posición quedó el Ladeira, tripulado por alumnos de la Escuela de Vela del MRCYB, con el entrenador David Fontán al frente.

En la entrega de premios celebrada esta tarde en el Monte Real Club de Yates participaron el presidente y comodoro del club, José Luis Álvarez e Ignacio Sánchez Otaegui; el consejero de SabadellGallego, Juan Manuel Vieites; el director de Banca Privada Galicia Sur de Banco Sabadell, Pepe Celada; el director de grandes empresas de Galicia Sur, Ramón Correa; y Adolfo García-Ciaño, director regional de Banco Sabadell. También estuvieron presentes el alcalde de Baiona, Carlos Gómez; la diputada de turismo de la Diputación de Pontevedra, Ana Laura Iglesias; y la secretaria territorial de la Xunta de Galicia en Vigo, Marta Iglesias.

Con la entrega de premios a los ganadores, el Monte Real Club de Yates puso el punto y final a una nueva edición del Conde de Gondomar, su competición con más solera, y se prepara ya para organizar su otra gran cita deportiva del año, el Trofeo Príncipe de Asturias. La competición, la más importante del club y una de las tres más importantes de España, se celebrará los días 4, 5 y 6 de septiembre, y volverá a incluir, un año más, la entrega de los Premios Nacionales de Vela, que está previsto se den a conocer a finales de agosto.

23/07/20 – Galicia y Portugal pugnarán por el 45 Trofeo Conde de Gondomar

Yess Too, Aceites Abril y Pairo – Foto © Rosana Calvo

Tripulaciones de Galicia y Portugal se batirán mañana viernes en aguas del Atlántico para tratar de vencer en la regata más emocionante y complicada de la vela gallega, la subida al Carrumeiro Chico, un recorrido de casi 100 millas de distancia enmarcado en el 45º Conde de Gondomar – Trofeo Banco Sabadell, que organiza un año más el Monte Real Club de Yates.

Pocos bajos hay en Galicia tan conocidos como el del Carrumeiro, una piedra considerada durante muchos años uno de los mayores peligros para la navegación por las rías gallegas. Justo en el centro del canal de entrada a la ría de Corcubión, y sin balizar hasta 1863, esta roca, que apenas sobresale sobre la superficie, protagonizó numerosos naufragios a lo largo de la historia.

Con el objetivo de intentar evitarlos se colocó sobre ella primero una boya de campana, posteriormente un trípode metálico de 5 metros y después una boya cónica, pero los temporales fueron barriendo estos sistemas uno a uno, hasta que en 1917 se construyó sobre la roca una torre maciza de hormigón de 10 metros de altura que se mantiene intacta desde entonces.

Son esos bajos y esa torre la que deberán virar los aventureros regatistas que este año se han inscrito para tratar de completar el reto del Carrumeiro Chico, una regata complicada no solo por la distancia, próxima a las 100 millas, sino porque implica navegar entre bajos rocos durante muchas horas y tanto en horario de día como de noche.
Entre las ocho tripulaciones que participarán en la prueba se encuentra la que lidera armador y patrón portugués Rui Ramada, que lleva participando en la competición desde 1988 con diferentes equipos y a bordo de hasta 5 barcos diferentes.

En la última edición del Conde de Gondomar, con el Yess Too (un Swan 45), fueron los ganadores, imponiéndose también en la subida del Carrumeiro, que vencieron tanto en tiempo real como en compensado. Salieron a las 11 de la mañana de Baiona con toda la flota, viraron el faro de la ría Corcubión al filo de las 7 de la tarde y alcanzaron la llegada a las 4 y media de la madrugada. Emplearon 17 horas y 36 minutos en completar las 95,43 millas de recorrido.

Los de Rui Ramada lograron la victoria en la gran prueba del Conde de Gondomar pero se quedaron a más de 5 horas de superar el récord del Carrumeiro Chico, que ostenta desde el 2011 el Cenor & De Dietrich (un Farr 50) que, con Martín Bermúdez de la Puente al frente, logró completar la regata en 11 horas 56 minutos y 57 segundos.

Otro de los barcos que navegarán hasta el Carrumeiro será el Aceites Abril de los hermanos Luis y Jorge Pérez Canal, con Pablo Iglesias de táctico. Los ourensanos, luciendo grímpola del Real Club Náutico de Vigo, tratarán de lograr su quinta victoria en el Conde de Gondomar.

El náutico vigués es el que más representación tendrá en la prueba de larga distancia, ya que además del Aceites Abril también competirán el Pairo 8 de José Luis Freire, patroneado por Luis Bugallo; y el Magical de Julio Rodríguez, con Gonzalo Araujo encargado de la parte táctica.

Por el Monte Real Club de Yates, además del Yess Too, también aspira a la victoria el Marías, liderado por otro portugués, Manuel María Cunha.

El Real Club Náutico de Portosín estará representado por el Arroutado, de José Manuel Pérez, al que acompañará Javier de la Gándara. El regatista vigués, después de años compitiendo en el Conde de Gondomar a bordo del J80 Okofen, vuelve a la navegación de larga distancia con los sonenses.

El Bon III, del Náutico de Punta Lagoa, otro de los habituales en la subida al Carrumeiro Chico, estará liderado por Victor Carrión y llevará a bordo a Ana Sardiña, una de las pocas mujeres inscritas para esta regata junto con Vanesa Martínez, del Marara IV, del Club Marítimo Rías Baixas, que patroneará una vez más Javier Montenegro.

Este año, tras salir de Baiona a las 11 de la mañana, la previsión es que los veleros empiecen a cruzar la línea de llegada bien entrada la noche, tras más de 12 horas de navegación ininterrumpida. Su recorrido se podrá divisar desde numerosos arenales de las Rías Baixas y también seguir en directo a través de la web del Monte Real Club de Yates, que trasmitirá la posición de las embarcaciones durante todo el recorrido. Será una jornada de regata típicamente estival, con sol y calor, pero también con buen viento para navegar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here