Las campeonas olímpica y mundial de windsurf Marina Alabau y Blanca Manchón, respectivamente, vuelven a cruzar sus caminos deportivamente. En esta ocasión es en Puerto Sherry, en la primera concentración nacional de la nueva clase olímpica IQFoil.

Este encuentro se lleva a cabo en el Centro Especializado de Tecnificación Deportiva de Vela Bahía de Cádiz, sede de la Federación Andaluza de Vela, con la vista puesta en los Juegos Olímpicos de París 2024, ya que la IQFoil será la nueva tabla olímpica que sustituirá a la RS:X, con la que se disputan hasta ahora las pruebas.

Los técnicos Ramón Pastor y Gonzalo Lago son los encargados de dirigir esta concentración, en la que participan quince windsurfistas españoles, de los cuales ocho son andaluces.

Las hermanas Marina (izquierda) y Blanca Alabau navegando en IQFoil.

La deportista del CN Sevilla Marina Alabau, medalla de oro en Londres 2012, ha hecho pública su intención de acudir a París para competir con el objetivo de lograr su segunda presea olímpica. Alabau lleva ya tres años navegando en tablas voladoras y ha subido en varias ocasiones al podio en distintos campeonatos mundiales y europeos. Marina lleva tiempo volando en esta tabla y lo hace también con su hermana Blanca.

Blanca Manchón (CN Puerto Sherry), por su parte, será la última representante española de la clase RS:X en unos Juegos, una vez clasificada para Tokio 2021, y aún se está iniciando en esta nueva modalidad.

Junto a Alabau y Manchón, se encuentran en esta concentración el portuense Juan Manuel Moreno, que se prepara para ser el representante español en la clase RS:X en los Juegos de Tokio 2021; y los jóvenes Pilar y Fernando Lamadrid Trueba, Aurelio Terry, Fernando Samalea y Gonzalo Ortiz.

1 Comentario

  1. Un lujo para un pais tener a estas dos campeonas y luchadoras. La pena que hayan coincidido en tiempo y espacios. Quizas el destino las ha unido para que saquen lo mejor se si mismas. Creo que desde mi ignorancia ambas han demostrado swr las mejores del mundo y su rivalidad las hace ser mejores… La pena es que solo puede quedar una para ir a los juegos.. Suerte a las dos.. Las rivalidades no tienen porque ser enemistad. Te ayudan a suoerarte a ti mismo. Sufrimos con sus adversidades y nos alegramos por sus exitos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here