Con la rueda de prensa oficial en el Palais Brongniart de París, se da por abierta la cuenta atrás de la Vendée Globe. El evento reunió este jueves a regatistas, patrocinadores, organizadores y periodistas como fue saludablemente posible. Es un hito importante 52 días antes del inicio de la regata de la vuelta al mundo en solitario sin escalas y sin asistencia que se perfila como un evento excepcional en todos los ámbitos.

El nivel deportivo es altísimo

Esta novena edición promete ser uno de los eventos deportivos más destacados del mundo durante el invierno 2020-2021. Desde sus inicios en 1989, la regata nunca ha logrado una inscripción tan grande y variada. El 8 de noviembre en Les Sables d’Olonne, en la costa francesa de Vendée, 33 regatistas solitarios tomarán la salida. Desde la edición 2008-2009, cuando hubo 30 participantes, la variedad no había sido tan grande. Esta vez incluye no menos de 10 patrones extranjeros, no franceses y habrá el número récord de seis patrones femeninas.

Grandes campeones y novatos

Hay 18 debutantes o novatos, navegantes que quieren enfrentarse a la Vendée Globe por primera vez. Nuevamente, este es un número récord. Y todos ya han acumulado una amplia experiencia adecuada en otras regatas y otras disciplinas de la navegación. Entre estos novatos se encuentra el múltiple campeón paralímpico de vela de Francia (Damien Seguin – APICIL), hay un poseedor del récord mundial de velocidad que es ganador de la Volvo Ocean Race (Kévin Escoffier – PRB), así como varios ganadores de la famosa regata anual por etapas Solitaire du Figaro

(Nicolas Troussel, CORUM L’EPARGNE y Sébastien Simon, ARKEA-PAPREC), así como los recientes ganadores de la Transat Jacques Vabre (Charlie Dalin – APIVIA) y de la Ruta del Ron Armel Tripon.

Las mujeres empujan fuerte

Las mujeres estuvieron ausentes en la edición 2016-2017. Pero esta vez vuelven a estar vigentes y juntas forman otro récord de la regata. Seis patronas se alinearán el 8 de noviembre. Hasta ahora, el récord anterior era de dos navegantas compitiendo, Anne Liardet y Karen Leibovici en 2004 y Sam Davies y Dee Caffari en 2008. No fue hasta 1996, en la tercera Vendée Globe, cuando debutaron las mujeres, de la mano de las francesas Catherine Chabaud, que fue la primera en completar la regata, y de Isabelle Autissier. De las siete mujeres que hasta la fecha han participado hasta el momento en la Vendée Globe, dos han dejado huella, la británica Ellen MacArtur segunda en 2001 y Samantha Davies cuarta en 2009. Sam Davies regresa este año a la Vendée Globe por tercera vez, enormemente ambiciosa, con mucha experiencia y con un gran potencial. La regatista inglesa forma parte de un grupo de navegantes en solitario femeninas que tomarán la salida, tras haber demostrado su tenacidad y habilidades: Isabelle Joschke (GER / FRA), Clarisse Cremer (FRA), Alexia Barrier (FRA), Pip Hare (GBR) y Miranda Merron (GBR).

Una mezcla excepcional de deporte y aventura

Ganar la Vendée Globe implica muchos factores diferentes: un proyecto bien organizado, un barco rápido y resistente, talento y suerte. Algunos competidores reúnen todos estos elementos y están decididos a hacerlo bien. Pero para otros, el resultado final no es la única preocupación. Algunos participan por primera vez para adquirir experiencia o para cumplir el sueño de su vida. La Vendée Globe es la única regata de este tipo en la que competición y aventura se unen. Mirando más allá de la regata en sí, todos los participantes compartirán un destino común al enfrentarse a los elementos: acometerán sus propios límites, los traspasarán y pasarán por emociones extremas. Todos comparten el deseo de completar en solitario el recorrido de 21.638 millas náuticas de longitud, que les llevará entre 70 y 100 días.

Diez no franceses, dos dobles nacionalidades y nueve naciones

El atractivo internacional de la Vendée Globe ha seguido creciendo en los últimos años. Este año, hay 10 navegantes de fuera de Francia (casi el 30% de la flota) que representan a Gran Bretaña, Suiza, Alemania, España, Italia, Finlandia, Australia y Japón. De hecho, uno de estos patrones internacionales se encuentra entre los máximos favoritos a la victoria. Empatado con Jean Le Cam con cinco participaciones anteriores, el patrón británico Alex Thomson (HUGO BOSS) es el regatista más experimentado y exitoso en la salida, gracias a sus dos podios consecutivos alcanzados en las dos últimas ediciones: tercero en 2012-2013 y segundo en 2016-2017, Thomson, el hombre del barco negro, solo tiene una ambición: ganar.

Didac Costa buscará un doble récord español

En patrón del ONE PLANET ONE OCEAN vuelve a La Vendée Globe para su segunda participación. Didac Costa logró terminar con éxito la pasada edición. Finalizó el recorrido en decimocuarta posición, reponiéndose del retraso de dos días en partir por un problema técnico a los pocos minutos de haber cruzado la línea de salida y que le obligaron a regresar a puerto para repararlo. El bombero de profesión realizó una buena regata, constante y sabiendo mantener en buen estado su veterano barco. En esta su segunda participación, Didac Costa igualará las dos tentativas de Javier Samso (2001-02 y 2012-13) que no pudo finalizar. Asimismo, si Didac Costa cruza la línea de llegada superaría al pionero José Luis Ugarte como el español con más Vendée Globe finalizadas, tras su participación en 1992-93. Unai Basurko completa el palmarés de participaciones españolas en esta regata alrededor del mundo, sin escalas y en solitario, que partió de Les Sables d’Olonne en la edición 2008-09 sin completarla.

Patrones de 27 a 61 años

El competidor más joven es el suizo Alan Roura (LA FABRIQUE), que a sus 27 años competirá en su segunda Vendée Globe. El más mayor es el popular veterano Jean Le Cam (¡YES WE CAM!), que a sus 61 años tomará la salida por quinta vez. El amplio rango de edad realmente refleja el gran atractivo de la disciplina de las regatas oceánicas en solitario, que continúa creciendo en popularidad. En una regata oceánica tan agotadora como esta, a menudo la resistencia y la experiencia marcan la diferencia. De hecho, muchos de los patrones tienen entre cuarenta y cincuenta años, prueba de que la vela es un deporte de por vida y la Vendée Globe un desafío único y duradero.

Grandes avances en tecnología de foils

La clase IMOCA ha fomentado avances en el “foiling“ con barcos oceánicos, estas “alas submarinas” que elevan los barcos por encima del agua y permiten velocidades aparentemente imposibles para estos monocascos de carbono de 60 pies. La edición de 2016 vio el inicio de este cambio tecnológico. La edición 2020 evidencia que esta tecnología ha logrado avances significativos en el perfil, la forma y la estructura de los foils, pero también en el diseño y la estructura del casco correspondiente, con barcos ahora diseñados y construidos específicamente para los foils, para volar sobre la superficie del mar durante períodos prolongados. Diecinueve de los 33 monocascos están equipados con estos impresionantes apéndices voladores, incluidos siete barcos de última generación de 2020. Los IMOCA de 60 pies se han convertido en máquinas más complejas, ahora son mucho más rápidos, pero suponen un peaje considerable para la comodidad del patrón. Es el precio a pagar, ya que el tiempo de referencia establecido por el último ganador Armel Le Cléac’h (en 74 días, 3 horas y 35 minutos) parece muy probable que sea superado. A estas altas velocidades, ocurren otros problemas que hacen la vida a bordo cada vez más difícil, y ponen a prueba más que nunca la capacidad de hombres y mujeres para soportar el ruido, los golpes, las sacudidas y los movimientos incómodos día tras día hasta el final.

La Vendée Globe apuesta por un enfoque responsable

A partir de esta edición, la Vendée Globe apuesta por un enfoque responsable a largo plazo que girará en torno a tres ejes principales. Antes que nada, SAEM Vendée, consultados todos los interesados, se ha comprometido a organizar un evento más responsable con una evaluación interna de su impacto y la implementación de acciones concretas para limitar las de esta edición y en el futuro.

Se llevarán a cabo numerosas iniciativas en el village para concienciar sobre la salud de los océanos, especialmente entre el público más joven, con herramientas educativas disponibles a través del programa juvenil Vendée Globe. Este tema será el centro de atención en el village y se mostrará en todos los medios de comunicación del evento.

En la línea con el proceso iniciado por los patrones de la clase IMOCA, la Vendée Globe y la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) de la UNESCO firman un acuerdo con el objetivo de recopilar datos relacionados con el océano y la atmósfera. Más de un tercio de los patrones de la flota están involucrados en estas mediciones y estarán equipados con los instrumentos necesarios para realizar mediciones y recolectar datos. En breve se darán más detalles sobre esta operación.

Un festival popular se adapta a los requisitos de un período único

Las regatas oceánicas en solitario son sin duda uno de los deportes más adecuados para un distanciamiento social extremo, pero recibir al público en Les Sables d’Olonne es un gran desafío en estos tiempos difíciles.

La Vendée Globe es un evento popular, un evento público que en esencia pertenece a la región de Vendée y a su población. La presencia del público es una parte esencial e histórica del evento. Durante meses, los organizadores, SAEM Vendée, han estado trabajando juntos con todas las partes interesadas del evento y las autoridades asociadas para hacer posible la presencia del público en este contexto actual.

Por tanto, el village abrirá sus puertas el 17 de octubre, pero su acceso estará sujeto a un sistema adaptado a las medidas sanitarias vigentes:

o El aforo del village se limitará a 5.000 personas al mismo tiempo, con gestión de flujo en tiempo real y una dirección de circulación impuesta en espacios reducidos.

o El acceso al village es gratuito, pero los visitantes deben realizar una reserva obligatoria antes del mismo. Los detalles del registro se comunicarán en breve.

o Será obligatorio el uso de máscara, así como el respeto a todo distanciamiento social al entrar en el village.

o Un protocolo sanitario específico para los patrones y su entorno cercano, con un confinamiento especialmente estricto durante siete días antes de la salida.

o Un protocolo sanitario para la organización y las personas acreditadas, incluidos los medios de comunicación, con la obligación de presentar una prueba de PCR negativa fechada dentro de las 72 horas previas para acceder al village. Todas esas disposiciones se comunicarán en breve.

o Una organización ágil, en contacto permanente con las autoridades competentes, para adaptarse constantemente a la situación cambiante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here