Carta de Arturo Delgado al secretario de estado

Misiva enviada a Miguel Cardenal el 26 de diciembre de 2012

0
640
Arturo Delgado, que fuera presidente de la Real Federación Española de Vela durante los mandatos  comprendidos entre 1984-1992 y 1996-2000 y vice-presidente de la ISAF, ha remitido una carta al secretario de estado para el Deporte, Miguel Cardenal, donde denuncia todo lo ocurrido en las recientes elecciones a la RFEV, la absurda construcción de la Duna Escalonada con dinero público, la desaparición de la Fundación Vela Española y demás. La misiva no ha recibido respuesta alguna por parte del Consejo Superior de Deportes, es decir que con ello dan por bueno todo lo realizado en un pasado y lo que ocurrirá en el futuro. Y como Cardenal parece que no la ha leido, ahí va la misiva de Delgado, para el conocimiento del secretario y para el que quiera leerla.
Señor Don Miguel Angel Cardenal                                                           
Secretario de Estado para el Deporte
Consejo Superior de Deportes
C/  Martin Fierro, s/n
(Ciudad Universitaria) 
28048 MADRID
Asunto: Real Federación Española de Vela (RFEV)
Madrid, 26 de Diciembre de 2012

Estimado Señor Secretario de Estado,

Me permito dirigirme a Vd. en mi condición de ex-Presidente de la Federación de referencia. Con el fin de evitar inútiles repeticiones sobre mi actividad como deportista y directivo de la Vela a lo largo de toda mi vida, me permito acompañarle mi CV en el que se destaca mi vida  deportiva más que la profesional por no venir al caso, pero también muy intensa y de la que he vivido en exclusiva.
El motivo principal de esta carta es el de ponerle de manifiesto mi profunda decepción y tristeza por el devenir del Deporte Federado Español y, muy especialmente, el de la RFEV, culminado con el escándalo y la vergonzante elección del actual Presidente, Don José Ángel Rodríguez, en la Asamblea  celebrada el pasado domingo día 16 de este mes.
Señor Cardenal, cuando tuve  conocimiento de su nombramiento como SED supe también de su trayectoria como jurista y me alegré muchísimo porque creí que con Vd. habría llegado la persona indicada para poner orden en ese CSD, después de la desastrosa gestión de sus antecesores, Sr. Lissavetzky y Sr. Soler. Debodecirle que ya me preocupé cuando en la Gala de la RFEV celebrada en el COE  para conmemorar los éxitos de la Vela  en los JJOO de Barcelona en 1992, le escuché a Vd. las alabanzas que vertió en su discurso a Gerardo Pombo. Pensé de buena fe: “Este señor acaba de aterrizar pero ya verás cuando se entere quién es el personaje”. En ese sentido, he de manifestarle, por mi propia experiencia, que la obtención de éxitos deportivos en el presente (cuyo principal mérito en todo caso ha de atribuirse a los propios deportistas) no puede ser causa de relajación en la exigencia de rigor en la gestión, pues si la misma es errónea, o directamente delictiva, acaba redundando en resultados deportivos negativos, en un futuro más o menos inmediato.
Lamentablemente, he de trasladarle mi decepción. Y la misma se produce no sólo por lo ocurrido
en estas elecciones, sino también por su apoyo incondicional a la construcción de la inútil Duna Escalonada en el CEAR de Santander para mayor gloria del Sr. Alcalde de la ciudad, Sr. de la Serna y del Sr. Pombo, que se ha asegurado, con la complacencia de ese CSD, una inmerecida “jubilación”. Todos sabemos, en el
mundo de la vela, que la ya famosa duna no solo no aporta nada, si no que es totalmente inútil al buen desarrollo y éxito que, no le quepa la menor duda, todos deseamos, se logre con la celebración en Santander del Mundial de la ISAF 2014. Todo lo que afecta a la planificación, proyecto y financiación de
esa Duna está rodeada de sospechas graves de despilfarro, como así se ha venido publicando en diversos medios de comunicación, sin que nadie lo haya desmentido. Y, lo que es peor a mi juicio, en una época de grave de crisis económica y de ajuste presupuestario como la que padece nuestro país, el CSD será uno de los principales financiadores de tan disparatado proyecto, cuando al mismo tiempo anuncia una reducción del 40% de las subvenciones al Deporte. ¿Conoce su Ministro y el Presidente del Gobierno este dislate? Lo
dudo, pues los recortes en otros sectores que más ayudas necesitan son importantes. ¿Ante esta situación cree Vd. que se debe gastar un dinero que nada va a aportar al desarrollo de dicho Mundial y que, salvo el dudoso embellecimiento de la Bahía, que no su uso, en nada beneficia al CEAR ni al Campeonato? ¿No estaremos ante un mero proyecto urbanístico de carácter especulativo?
Alegan los interesados en la construcción de la referida Duna que es una exigencia de la ISAF. Sinceramente, no lo creo, estoy seguro que el nuevo Presidente de la ISAF, D. Carlo Croce, renunciaría gustoso a la misma con una mínima explicación y con la garantía de que la parte deportiva del proyecto se mantendría, que es lo que nos interesa a todos los practicantes de este noble deporte.
A todo ello, ha de añadirse la gravísima situación financiera en la que ha dejado el Sr. Pombo a la RFEV, que se verá agravada debido a los compromisos financieros que dicho convenio conllevan para la institución, afectando seriamente la propia gestión deportiva. La RFEV se encuentra en quiebra técnica y aun así el Sr. Pombo, incumpliendo los Estatutos de la entidad, se ha atrevido a comprometer a la misma en unos gastos de mantenimiento del CEAR absolutamente inasumibles.
Como muestra de la situación que atraviesa la RFEV, le refiero que la razón de que no se haya subscrito convenio con Correos para el ejercicio del voto por correo en el reciente proceso electoral ha sido, según las propias manifestaciones del anterior Presidente, la carencia de fondos; e igual motivo se ha invocado, en vísperas de la celebración de la Asamblea, y a pesar de la obligatoriedad de poner en marcha el mecanismo derivada del tenor literal de la norma electoral, para no realizar la votación electrónica en la elección a Presidente. Por ello, le ruego encarecidamente que preste su mayor atención al desarrollo del evento y a las cuestiones económicas inherentes al mismo, que empleen el mayor rigor y economicen en gastos superfluos o totalmente innecesarios, pues podemos involucrar al deporte de la vela en una serie de acontecimientos completamente ajenos al mismo, que pueden afectar a su imagen pública.
Todo lo anterior lo manifiesto desde la legitimidad que me confiere el hecho de que abandoné la Presidencia de la RFEV siendo la entidad solvente, con un importante patrimonio y con fondos, a los que había que añadir los de la Fundación Vela Española, por mi promovida, de los que hoy nada se sabe, pues ha sido literalmente despatrimonializada para atender gastos corrientes de la RFEV. En prueba de ello le acompaño como documento número 2 copia de la Demanda de Conciliación sobre el tema de la Fundación, cuyo contenido se explica por sí solo.
Respecto al motivo principal de esta misiva, que es lo ocurrido en el reciente proceso electoral desarrollado en la RFEV, desde 2004 se han producido irregularidades en todos los procesos electorales en los que ha estado involucrado Gerardo Pombo. Tanto en las del 2004 como en las del 2008 ya se produjeron graves irregularidades, de las que existen antecedentes en ese organismo, sobre las que me ofrezco a darle los oportunos detalles personalmente. Y, lo más triste, es que todas estas irregularidades a lo largo de los tres mandatos del Sr. Pombo han sido ratificadas por la Junta de Garantías Electorales, adscrita al organismo que Ud. preside. Pero las que se dieron este año superan lo admisible, existiendo indicios de ilícito penal, con el evidente objetivo de impedir por todos los medios que asumiera la Presidencia un candidato no continuista.
El mundo deportivo no es ajeno al contexto social y político en el que nos encontramos, y crece el hartazgo ante la inoperancia, si no colusión, existente en los órganos administrativos deportivos, frente a estas situaciones, estado de ánimo que lleva aparejada la judicialización, y no precisamente ante la inoperante jurisdicción contenciosa, de los incidentes que en los últimos procesos electorales desarrollados en las distintas federaciones se han producido, de las que imagino está al corriente. Pues bien, he de decirle que también en el caso de la vela está ocurriendo lo mismo, y que, según noticias llegadas a mis oídos, no será ajena la propia Junta de Garantías al ejercicio de la acción penal.
Las contradicciones en que las resoluciones dictadas por dicha Junta incurren ante idénticas situaciones no las perpetraría o harían sonrojar un recién Licenciado en Derecho. Ha de saber Ud. que ha sido especialmente vergonzoso que ese organismo, alegando falta de legitimación de un interventor, haya prescindido de resolver sobre el objeto del recurso (nada más ni nada menos que la anulación del voto por correo), cuando aduciendo idéntica legitimación (la de interventor), sí ha existido pronunciamiento de fondo en otro recurso electoral respecto a otra federación deportiva. Solo han prosperado sendos recursos interpuestos por clubes que han sido estimados ante la evidencia de que no se podía convalidar un sorteo por un empate de votos celebrado sin que los miembros de la Junta Electoral estuvieran presentes, eso sí, en la resolución no se hace manifestación alguna sobre dicho proceder tan irregular. Todo ello sin olvidar la reiterada remisión al recurso contencioso ante la Audiencia Nacional, cuando es público y notorio, que ésta se declara incompetente y remite el conocimiento de la causa a la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.
He de denunciar que por parte de ese organismo se utiliza la cuestión procesal de la legitimación para no entrar a conocer del asunto. ¿No cree Ud. que simplemente un mero federado, sin necesidad de que sea candidato, interventor, elector o elegible, tiene el interés directo suficiente que ha de conferirle la legitimidad necesaria para restituir la legalidad en materia tan sensible cual es la conformación de los órganos de dirección, representación y gestión de la Federación deportiva a la que pertenece, máxime cuando la misma ejerce potestades públicas por delegación del Estado? La ambigüedad e imprecisión al respecto de la norma ha permitido auténticos desmanes como el caso de la ratificación de la validez de los votos reproducidos mecánicamente en un caso y de la nulidad de otros que reunían idénticas características, simplemente porque la Junta se ha negado a conocer el fondo del asunto por falta de legitimación para interponer el recurso electoral de un federado.
Le remito el artículo publicado por el periodista Jaume Soler en su blog con fecha 14 de diciembre de 2012,  con cuyo contenido me solidarizo en su totalidad, a los fines de que palpe el ambiente existente en un amplio sector del deporte de la vela. Cuánto mejor sería por el bien del Deporte en General poder dirimir estas disputas en la vía deportiva sin tener que llegar a los Tribunales Ordinarios.
Por todo cuanto antecede le pido que como SED investigue cuanto antes expongo y tome las medidas a que hubiere lugar, incluida la convocatoria del Comité Directivo del CSD, a fin de que adopten las decisiones que estime oportunas para poner orden en este dislate. Y, si lo desea, me tendrá a su entera disposición de forma totalmente desinteresada, para informarle de cuántas cuestiones quiera mayor detalle.

Atentamente,

Arturo Delgado de Almeida 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here