Carta de Chimo González Devesa a Julia Casanueva

El ex vicepresidente no acepta el cese y pide que la decisión se tome en junta directiva

0
1944

Joaquín González Devesa ha enviado una carta a la presidenta de la RFEV, Julia Casanueva, con copia a la junta directiva y también a la de la Federación Balear de Vela, donde muestra su sorpresa por su cese como vicepresidente deportivo de la Federación Española.

A continuación traslado la carta donde González Devesa no acepta el cese y pide a Casanueva que recapacite y tome esta decisión en junta directiva, cosa que no va a suceder, ya que las federaciones deportivas son presidencialistas.

 

Apreciada presidenta:

Cuando me llamaste el 15 de enero para pedir mi dimisión, me quede muy sorprendido, porque la única razón que me distes para ello fue la “falta de confianza”.

Siempre he confiado en ti, lo que no significa que esté de acuerdo con todas las decisiones que tomas, y siempre he intentado asesorarte por el bien de la RFEV y de sus deportistas.

Desde octubre del 2015, en que formé parte destacada del equipo que te ayudó a ganar la moción de censura, y posteriormente las elecciones de 2016 para el ciclo 2017-2020, he tenido el honor y la responsabilidad de liderar la gestión deportiva de la RFEV.

Me embarqué en este proyecto, por el que como bien sabes no obtengo ninguna remuneración, con la ilusión de hacer una federación nueva, basada la cooperación del equipo directivo y cuyo principal objetivo se resume en el lema “más deporte y menos estructura”. He dedicado mucho esfuerzo y muchas horas de trabajo a mejorar la RFEV como tú sabes.

A continuación te detallo en qué ha consistido mi trabajo en el desarrollo de esta estrategia. A) Nueva estructura deportiva dividida en dos vertientes:

– Una Juvenil Preolímpica, en donde se ha fomentado cooperación y participación con las FFAA y que nos ha permitido crear una gran base de vela preolímpica y juvenil, como nunca se ha tenido, a través del Comité de Competiciones, donde estan la mayoría de los directores técnicos, con la aportación de personal, medios económicos y material.

-Una nueva estructura de vela olímpica dotada de un gran equipo multidisciplinar que ha desarrollado un nuevo sistema de gestión y control de la actividad, así como del gasto. Todo ello nos ha permitido optimizar nuestros recursos y, en definitiva, ser más eficaces.

B) Nueva estructura de gestión digitalizada que, por primera vez, ha hecho posible que la RFEV trabaje con bases de datos compartidas. Gracias a implantación de esta metodología de trabajo, el personal, tanto administrativo como técnico, que he formado, ha ofrecido un mejor servicio y un mayor control en todos los niveles de la federación

Como comprenderás, no me gusta dejar los proyectos a la mitad, y menos aquellos en los que me he implicado de la manera en que aquí lo he hecho. Quedan cinco meses para los Juegos Olímpicos de Tokio y las elecciones de la RFEV, y el proyecto deportivo que he liderado estos últimos cuatro años, con un equipo que he formado y designado, termina en agosto de este año. No tengo intención de dimitir, sino más bien lo contrario. Es mi firme deseo terminar este proyecto. Me consta que todos tus colaboradores te han hablado de la magnífica relación que mantengo con ellos y de cuánto les aporto y facilito su trabajo cada día. Soy una persona con un elevado sentido del deber y del honor, y no te quepa duda de que dimitiría si hubiera una sola causa que la justificara. Esa misma responsabilidad es la que me lleva a no abandonar jamás aquello que he empezado.

Por otro lado, no creo que entre tú y yo exista ninguna desavenencia. No hemos tenido ningún problema importante, más allá de que podamos –como ocurre en todas las organizaciones humanas– haber diferido en alguna opinión. Me pides que me marche voluntariamente por tu “falta de confianza”, y, créeme, por mucho que pienso en ello, no sé a qué la atribuyes. He sido siempre leal contigo, y te he asesorado con mi mejor ánimo y conocimiento por el bien de la RFEV. No entiendo por qué me pides que, precisamente ahora, cuando estamos a cinco meses de los JJOO, me vaya. La única respuesta que se me ocurre es que quieras arrogarte la totalidad del trabajo que hemos realizado los directivos de la federación de manera colegiada.

No es el momento de organizar una crisis en la federación, sino de trabajar todos juntos por y para el equipo olímpico. Una vez finalizadas las olimpiadas empezará un proceso electoral en que, libre y democráticamente, los miembros de la RFEV podrán elegir a sus representantes.

Permíteme, para terminar, que te recuerde que vinimos a la RFEV para evitar personalismos y conductas autoritarias. Ese tiempo en que los presidentes quitaban y ponían a personas en función de sus intereses particulares forman parte del pasado y de la historia más negra de esta federación. En el caso de que decidieras “dimitirme”, dado que como te he expuesto no pienso hacerlo, la decisión debería ser adoptada por una junta directiva donde cada uno pueda defender sus legítimos argumentos. Si la junta decide retirarme su confianza, me iré sin más.

Hasta que finalice la Olimpiada os seré leal a tí y a la RFEV, y no te quepa duda de que trabajaré duro para que el equipo español consiga los mejores resultados y sigamos creciendo cara al 2024 con un buena base de deportistas y técnicos.

Recibe un cordial saludo,

Chimo González Devesa
Presidente Federación Balear de Vela

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here