Charles Caudrelier
Charles Caudrelier en el Gitana.
El domingo día 6 de noviembre estaba prevista la salida de la Route du Rhum, la travesía atlántica más mítica y que separa Saint Malo (Francia) de Guadalupe. Las condiciones de fuerte temporal, tanto el día de la salida como en los dos posteriores, provocaron el aplazamiento de la misma hasta este miércoles.
En este impás hemos podido conversar a pocas hora para la salida, con uno de los grandes favoritos a ganar la Route du Rhum, Charles Caudrelier, a los mandos del Gitana, el Maxi Edmond de Rothschild.
¿Ha sido acertada la decisión de dirección de regata de posponer la salida? 
«Sí, fue una decisión muy buena, sabia y valiente por parte de Francis Le Goff y sus equipos. Cambió muchas cosas para los regatistas y para todo lo que se había planeado en torno a ella, pero las condiciones que nos esperaban en los primeros días de la travesía eran peligrosas y realmente no habría sido razonable salir de Saint Malo el domingo como estaba previsto. Tuvimos que lidiar con algunas bajas grandes en la ceñida y sin salida, así que fue una decisión muy buena».
¿Qué espera de esta Ruta del Ron?
«Espero que esta Route du Rhum sea una regata hermosa e interesante. Llevamos preparando esta Route du Rhum con el Gitana Team desde que llegué en 2019, hemos trabajado mucho para este objetivo y obviamente nos gustaría ganar esta regata; y sobre todo espero llegar a Pointe-à-Pitre con la sensación de un trabajo bien hecho y sin remordimientos».
Usted ha realizado muchas regatas oceánicas, pero le faltaba la Route du Rhum. 
«La Route du Rhum ha sido la regata de mis sueños desde que tenía 15 años, pero las distintas propuestas en mi carrera nunca me han llevado a tomar el timón de un barco en solitario en la salida de esta regata. Pero la Route du Rhum se me quedó grabada en la mente con el deseo de participar en ella. Hoy me doy cuenta de la suerte que tengo de poder tomar la salida al timón de un barco como el Maxi Edmond de Rothschild, que para mí es un barco revolucionario que va a marcar la historia de las regatas oceánicas».
¿Cómo es la navegación en un Ultim volador y además en solitario? 
«Es extraordinario. Cuando me uní al Gitana Team en 2019 después de mi victoria en la Volvo Ocean Race con el Dongfeng Race Team, estaba cansado y agotado después de mis dos vueltas al mundo con tripulación, y este barco me dio un gusto renovado por la navegación. Es fácil de llevar pero extremadamente potente, exigente por su físico, pero da unas sensaciones increíbles, sobre todo en vuelo».
Ha ganado tres veces la Jacques Vabre, dos veces la Fígaro y The Ocean Race, pero la Ruta del Ron es distinta a todas.
«Sí, porque la Route du Rhum es una regata en solitario, como la Solitaire du Figaro, pero a escala de una regata transatlántica, y en un barco de 32 metros de eslora en mi caso para esta regata. La RDR puede describirse como un sprint, ya que los tiempos de navegación de esta edición nos dan 6 días de travesía para las Ultims, pero durante estos 6 días tendremos que poder descansar y dormir para rendir bien y estar en una buena posición en Guadalupe». 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí