El presidente de la World Sailing, Kim Andersen y su CEO, Andy Hunt siguen cubriéndose de gloria ante la vela mundial. Después de la reclamación de cuatro delegados a los que se les apuntó un voto afirmativo -y que en realidad era negativo- en la votación que se realizó en la reunión del Council en Sarasota el pasado mes de noviembre y que sirvió para aprobar la introducción del quillado offshore mixto en los Juegos olímpicos de 2024 y la eliminación del Solitario Mixto (que resultó aprobado en la reunión de Londres de mayo de 2018), Andersen se negó a atender esa petición, y, ante la insistencia de aquellos, decidió que el Council se reuniera de nuevo para ratificar el acta de la reunión de noviembre, pero lo ha hecho de una forma muy poco formal –casi como en Sarasota donde se votó con aparatos de juguete-, convocando precipitadamente al Council vía telemática y de una forma poco seria este viernes día 21 de diciembre.

Está claro que Andersen y Hunt siguen buscando ganar tiempo y es por ello que con nocturnidad y alevosía con una antelación de tan solo tres días han montado esta cita; cuando todo el mundo pensaba que esta votación se llevaría a cabo en la reunión de medio año en 2019 que tendrá lugar en Londres.

Reunieron de forma virtual al Council, en algunos casos con miembros a horas intempestivas, ya que utilizaron el horario GMT de Londres (13 horas UTC), con lo que ya me contarán a qué hora se conectaron países de la otra punta del mundo, pero en fin, es lo que tenemos.

El resultado de la votación ha sido de 22 votos a favor de ratificar el acta, 11 en contra y 2 abstenciones. Ello significa que se mantiene el voto atribuido a los cuatro delegados a pesar de que los cuatro hablaron en público en contra de la propuesta de introducir el quillado offshore poco antes de votar y, en consecuencia, que no se altera el resultado de aquella votación y el quillado offshore sigue siendo uno de los eventos olímpicos para 2024.

La representación del Grupo E (Andorra, España y Portugal) ha estado a cargo del presidente de la Federación Portuguesa de Vela, Antonio Roquette y que ha votado en contra de aprobar el acta. Cada representante tenía 3 minutos para poder intervenir, y me comentan que Roquette –que en su día ya se mostró totalmente contrario al tema del quillado offshore-, no se cortó un pelo al decir lo que pensaba él y el grupo al que representa.

Los miembros del comité ejecutivo de World Sailing votaron todos a favor de aprobar el acta, entre ellos la vicepresidenta Ana Sánchez del Campo (ESP).

Supongo que Andersen y Hunt pensarán que han ganado otra batalla, pero lo que no está claro es que hayan ganado aún esta guerra.

Artículos relacionados:

Cómo se llegó a la elección del Mixed Two-Person Keelboat Offshore

Y si la Comisión Europea sanciona a World Sailing, ¿qué?

¿Qué intereses hay detrás de la decisión de la World Sailing?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here