Javier Sanz ha presentado la dimisión de cómo vicepresidente de la RFEV. El que fuera mano derecha de la presidenta Julia Casanueva y uno de los hombres fuertes de la federación, sobre todo en el primer mandato ha decidido dar un paso al lado.

Sanz fue uno de los principales valedores de Casanueva en la moción de censura presentada al anterior presidente José Ángel Rodríguez a finales de 2015, de la que salieron vencedores.

Cuatro años y medio después dice adiós y conociéndole, lo hace desengañado, aunque no lo diga de forma abierta, así lo deja entender en su escrito de despedida.

Llegó para poner orden económico en la RFEV, después de años de descontrol. Sanz dice que ha cumplido con los objetivos que se había marcado y con los deberes hechos.

También es cierto que desde que Julia Casanueva renovara su mandato al frente de la RFEV su único objetivo ha sido ir minando la posición de la mayoría de los que le ayudaron a llegar hasta ahí. Casanueva sola no era nadie, pero sibilinamente fue cogiendo más poder –en realidad lo tenía desde el principio ya que es una federación presidencialista-, y dejando claro por si alguien lo dudaba de que quién manda allí es ella y nadie más.

Javier Sanz y Chimo González Devesa fueron sus grandes apostantes desde el principio, pero una vez conseguido ya el poder al superar Casanueva en las elecciones al otro candidato Jesús Turró, la presidenta ya se había forjado los apoyos necesarios para no tener que depender de sus dos primeros vicepresidentes.

A Javier Sanz le han sobrado los últimos ocho meses. Antes de verano las cosas ya no estaban bien en la cúpula federativa y allí ya tuvo que haber dimitido. Él prefirió cerrar el año económicamente hablando, incluso estuvo en la última asamblea general donde se aprobaron y cerraron las cuentas, pero él ya no defendió los presupuestos de 2020 sino que lo hizo el personal de Santander, lo cual ya era un síntoma de que estaba más dentro que fuera.

A primera hora de la tarde Pedro Sardina en ABC publicaba la carta de dimisión que Sanz mandó en la mañana de este jueves a la presidenta y a la junta directiva de la RFEV.

4 Comentarios

  1. Se pierde uno de los valores mas importantes que ha tenido la RFEV en los últimos año.
    Opinión de un ex trabajador de esa casa.
    Saludos

    • Sería un gran valor para algunos trabajadores, para otros fue nuestra ruina. Dejando a muchas familias, que habían dado muchos años de su vida por la Federación en la calle, con la mala situación laboral que vive el país. Un saludo.

  2. Parece mentira Juan, tú mejor que nadie sabes perfectamente el daño que nos han hecho a todos los trabajadores y que en ningún momento se duplicaban las funciones, si quieres hablamos de las nuevas contrataciones y de un millón de cosas más…

  3. En la carta de dimisión este señor sigue hablando y poniendo como excusa del capricho de cambio de Sede a la duplicidad de trabajo. Cosa inexistente ya que cada persona que trabajaba en la casa tenía sus funciones bien definidas prueba de ello es que han tenido que contratar más gente en Santander para poder sacar el trabajo. No dudo que en otros ámbitos hayan saneado pero en lo que ha sido el capital humano no se pueden justificar dichos cambios. Han hecho mucho daño sin necesidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here