Si algo nos está demostrando este momento en el que estamos viviendo es que el coronavirus no está igualando a todos. El confinamiento al que estamos sometidos hace que todo el  mundo intente aportar con lo que puede. El deporte se está volcando a título individual, donde los deportistas más pudientes han hecho grandes aportaciones y han iniciado campañas para recaudar fondos para frenar a la COVID-19.

Pero no todo es cuestión de dinero. El mundo de la vela también se está volcando sobre todo en la confección de material, sobre todo de mascarillas. Y entre los que ha decidido ponerse manos a la obra ha sido el doble medallista olímpico (oro en Atenas 2004 y plata en Pekín 2008), Iker Martínez, que no ha dudado ni un momento en ayudar en estos difíciles momentos. Y qué mejor forma que fabricar mascarillas en casa, eso sí, con tres ayudantes de lujo, sus hijos Joan (10), Iker (9) y Cristina (4), que después de las clases matinales a través de internet, por la tarde no dudan en echar una mano a su padre en un proyecto tan solidario como es este. Lo que es seguro es de que sirve también de gran ejemplo para ellos.

Portada de Marca del 28/03/20

Iker Martínez comentaba al Diario Vasco: “Qué cosas… No salí en la portada del Marca cuando ganamos el oro olímpico y salgo ahora por estar haciendo mascarillas…”

El campeón olímpico ha priorizado toda su actividad en esta época de encierro obligado a la fabricación de estas mascarillas que sin duda son a día de hoy de gran ayuda y que pueden salvar vidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here