El CEAR de Santander toma rol como sede previa de Tokio

El ESP Sailing Team respalda su liderazgo a nivel internacional y su base será el centro neurálgico de la vela mundial previo a los JJ.OO.

0
293
Nacra 17 Tara Pacheco y Florian Trittel. Foto: María Muiña/RFEV

Apenas quedan citas previas a Tokio donde los deportistas puedan medirse frente a los demás para algunas de las clases olímpicas que acudirán a la cita deportiva por excelencia, pero en este caso hay una excepción.

Santander y el CEAR de Vela Príncipe Felipe vuelven a la escena de la vela mundial a escasos tres meses de la celebración de los JJ.OO. de Tokio. La cancelación de diversos campeonatos internacionales ha hecho que una gran cantidad de equipos se muevan a Santander con el fin de realizar una amplia concentración internacional para continuar una óptima preparación cara a Tokio 2021.

Esto va a suponer un enorme reto logístico para el CEAR de Santander, que contará con la ayuda del Instituto Municipal de Deportes, el Gobierno de Cantabria, el Puerto de Santander y Real Club Marítimo de Santander, con la cesión de espacios para el almacenaje de trailers, zona de parking, espacios para boxes y embarcaciones respectivamente y fondeadero de neumáticas de los técnicos.

Las concentraciones comenzarán en los últimos días de abril y finalizará a finales de mayo para la clase Nacra 17. Tara Pacheco y Florian Trittel –número 3 del ranking mundial– serán anfitriones de una docena de equipos extranjeros de primer orden, que acudirán a la capital cántabra durante un largo periodo de tiempo y que culminará con una regata organizada por el Real Club Marítimo de Santander entre el 4 y el 7 de mayo.

La clase 49er, con Diego Botín y Iago López-Marra –número 4 del ranking mundial– como anfitriones, comenzará una concentración internacional a partir del 1 de mayo, con 10 equipos seleccionados para los JJ.OO. de Tokio y entre los que probablemente estén los primeras espadas de esta clase. Al igual que la clase Nacra 17, los que probablemente sean los medallistas de Tokio realizarán también una de sus últimas regatas del 4 al 7 de mayo en el RCMS.

Diego Botín, el representante cántabro en el ESP Sailing Team analiza la importancia de esta concentración y lo que supone para Santander esta cita mundial: “Es un lujo para nosotros poder tener a estos equipos extranjeros de tanto nivel entrenando en casa. Santander cuenta con unos campos de regatas muy similares –y con condiciones muy variadas– a los que probablemente nos encontremos en Tokio durante los JJ.OO.”

Entre abril y julio es la mejor época para entrenar en Santander. Para mí, que el Real Club Marítimo de Santander organice una regata de este nivel justo antes de los JJ.OO. creo que es algo buenísimo para la ciudad y que tenga proyección internacional en este sentido. Además, para nosotros es un lujo porque aquí trabajamos mucho más cómodos y esto antes de los Juegos nos puede hacer trabajar muy bien. Agradecemos enormemente este esfuerzo de todas las instituciones”.

Támara Echegoyen y Paula Barceló –5º en el ranking mundial de la clase 49er FX– darán la bienvenida a un amplio grupo internacional, que aún no ha definido sus fechas de estancia en Santander.

A mitad de mayo llegará el turno de las clases 470 masculino y femenino, con Jordi Xammar y Nico Rodríguez –número 1 del ranking mundial– y las flamantes campeonas del mundo y 2º en el ranking Silvia Mas y Patricia Cantero que serán los invitantes de una decena de equipos que buscan ese punto de mejora previa a los Juegos Olímpicos de verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here