Las federaciones olímpicas españolas deben iniciar sus trámites electorales en los próximos meses, tal y como ha confirmado el Consejo Superior de Deportes (CSD) que el 7 de mayo les trasladó la posibilidad de habilitar agosto como mes hábil o facilitar convocatorias de forma telemática, con lo que la ilusión que tenían algunos presidentes de que las elecciones se retrasaran al año 2021 se van esfumando, entre ellas Julia Casanueva, que en una entrevista en ABC afirmaba que: “Las elecciones deberían celebrarse tras los Juegos”.

Según cuenta el portal especializado Iusport, que es el más reconocido en la materia “este jueves, frente a la idea inicial de que cada federación solicitara al CSD la autorización para poder celebrar las elecciones en agosto, el organismo está trabajando en una fórmula general, que es lo lógico, con la que habilitar a todas las federaciones para poder utilizar este mes del año, mes que, como es sabido, no está permitido por la orden ministerial reguladora de las elecciones federativas”.

La secretaria de estado para el deporte, Irene Lozano, ha confirmado este jueves que están trabajando en una reforma de la citada orden ministerial en el sentido de incorporar esta cuestión y algunas otras, como la posibilidad de celebrar asambleas por videoconferencia, cambios lógicos dada la crisis sanitaria y el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Lozano es muy clara en una entrevista a Iusport: “Habrá elecciones este año en todas las federaciones como la de fútbol. Algunas federaciones de manera minoritaria solicitaron retrasarlo pero no tenía sentido. Les hemos permitido que puedan celebrar la Asamblea de manera telemática y que el mes de agosto sea hábil. Nos han pedido facilidades para hacerlas este año y desde el CSD se las vamos a conceder para poder celebrarse”.

De esta forma, evita así trasladar el problema a las federaciones, las cuales, en otro caso, tendrían que solicitar las excepciones al CSD y, una vez autorizadas por su presidenta, incorporarlas a sus reglamentos electorales, que a su vez tendrían que ser aprobados por las comisiones delegadas de las federaciones y elevarse a la comisión directiva del CSD para su aprobación definitiva, previo informe del TAD.

Es evidente que desde el momento en que se aplazaron un año los Juegos Olímpicos, hecho que se produjo a finales de marzo pasado, el CSD ya avisó a las federaciones de que tal aplazamiento a 2021 no iba a influir en los procesos electorales a celebrar este año, debió iniciar los trámites de una nueva orden ministerial en este sentido, para que las elecciones se celebren cuando toca, en el año olímpico –que es el 2020 y no el 2021-.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here