La Copa América en Auckland.

A día de hoy sigo pensando que la Copa América sigue siendo la regata más mágica del mundo de la vela. Ya no sólo por la espectacularidad de sus barcos, independientemente de la época, sino por todo lo que la envuelve sobre todo durante los meses de competición.

Evidentemente las primeras ediciones, hace más de cien años, nada tienen que ver con las actuales; exceptuando que es una regata sólo apta para multimillonarios. Lo fue en el siglo XIX, en el XX y lo sigue siendo en el XXI; lo que ha cambiado es el concepto en sí. Me explico. La Copa América ha pasado de ser un desafío romántico a un desafío mercantil. En los siglos pasados ganar la Jarra de las Cien Guineas era una cuestión de honor, desde la edición de Valencia en 2007 ganar la Copa América es cuestión de ganar dinero, o al caso, que al Defender le cueste lo mínimo posible.

Leer más

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here