Era cuestión de horas que las World Cup Series de Génova se acabarían suspendiendo. El cierre y la suspensión de todas las competiciones en Italia debido al Coronavirus hasta principios de abril, hacía pensar que la regata genovesa no se iba a disputar.

Y es que Génova era importante sobre todo porqué allí estaban en juego las últimas plazas europeas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en las que España optaba en Finn, Laser Standard y Radial. Lo que es lo mismo, nada más y nada menos que el 30% del equipo olímpico español.

Es por todo ello que el Comité Olímpico Internacional ha concedido a la World Sailing una prórroga hasta el 30 de junio para seleccionar a los países que quedan por clasificar, si no se pudiera disputar ninguna regata de selección de aquí a la fecha tope, la World Sailing, por ejemplo, podría asignar la plaza al primer país que hubiera quedado fuera en la última regata de selección. Veremos que decisión toman.

En España son pocas las regatas que se han suspendido debido al Coronavirus, la primera en hacerlo oficial ha sido la primera regata de la temporada de las Fórmula Kite Spain Series que debían de celebrarse del 20 al 22 de marzo en Hondarribia (Gipuzkoa).

La gran preocupación es por el volumen y la importancia de las competiciones qué pasará con el Mundial de 470 que debe de empezar el próximo lunes día 16 de marzo y sobre todo por el volumen de participantes, el Trofeo Princesa Sofía Iberostar, que se celebrarán en la bahía de Palma. Por ahora ambos siguen confirmados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here