Los primeros interesados en la Ibiza JoySail, auguran una extraordinaria segunda edición

La segunda edición de esta regata de Maxis se celebrará del 22 al 25 de septiembre

Bliss y Dark Horse en la primera edición de la Ibiza JoySail. Foto: NIco Martínez
Bliss y Dark Horse en la primera edición de la Ibiza JoySail. Foto: NIco Martínez

La Ibiza JoySail ha entrado con fuerza en el circuito internacional de regatas de superyates. Su novedoso formato que une una regata de altura entre Mallorca e Ibiza con regatas de no más de 30 millas por aguas de Ibiza y Formentera, unido a un vibrante programa social en tierra, ha captado la atención de numerosos barcos interesados en participar en la próxima edición que se celebrará del 22 al 25 de Septiembre.

El Moat (Swan 115), ganador de la primera edición y capitaneado por Nicolás González, gran embajador de la regata, defenderá el título de campeón y luchará por establecer el record en la offshore que se llevará a cabo el primer día entre Mallorca e Ibiza. Su armador, Juan Ball, aprovechó la Ibiza JoySail para estrenar y poner a prueba, con 37 tripulantes a bordo, su nueva embarcación Moat (ex Highland Fling 15), puesta a punto previamente en las instalaciones que el astillero tiene en Badalona. Las aguas de Ibiza y Formentera fueron el enclave perfecto para probar todo el potencial de este Swan diseñado por German Frers y hecho en fibra de carbono; toda una máquina de competición que desafiará con fuerza a todos los que quieran competir contra él.

El majestuoso YD 120 Bliss, ganador del segundo puesto en la primera edición, tampoco ha tardado en confirmar su participación para pelear de nuevo por lo que ya fue una reñida y ajustada competición contra el Moat el año pasado. Tanto su armador, Andrew Downe, como el capitán, Sebastian Aberg, fueron parte un gran equipo que disfrutó al máximo de la regata tanto por su organización, como por su divertido programa social además del inmejorable campo de regata que son las aguas de las Pitiusas.

El ganador en la categoría Corinthian de la primera edición, el Swan 80 Dark Horse, animados por el atractivo formato de la Ibiza JoySail se unió a la flota y disfrutó tanto de las jornadas en el agua como fuera de ella, por lo que sin dudarlo también ha confirmado su interés en participar en la segunda edición.

Y es que la buena energía que se respiró en la primera edición de esta nueva regata y la ilusión por hacer partícipes de lo vivido a familiares y amigos de la próxima edición, han hecho que la Ibiza JoySail irrumpa con fuerza en el calendario internacional y que nuevos barcos hayan mostrado su interés en participar. Gemelos como el Be Cool (Swan 98) botado en 2020 o el Alix (Swan 98) recién estrenado el año pasado, han visto en esta regata la oportunidad para cerrar una gran temporada de verano en las maravillosas aguas de Ibiza y Formentera con un evento que une lo mejor de la vela y de la vida social en tierra, en un enclave mágico como es Ibiza.

Otros que no han dudado en unirse a la lista provisional de la Ibiza JoySail son el Peregrin, un Y8 Brenta diseñado por Michael Schmidt ganador de otras regatas recientemente, el Turconeri (Baltic 78), el Shangri-la (Oyster 72) o el Havana of London, un Vitters 100 que dará mucho juego en la competición en alta mar.

Parece que la Ibiza JoySail será, en su segundo año de vida, un emocionante evento, perfecto para cerrar una gran temporada de verano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí