La pregunta del millón de este confinamiento que se hace mucha gente es ¿se va a celebrar la Copa del Rey? Pues bien, el presidente del RCN de Palma y del Comité Organizador, Emerico Fuster, aún no ha tirado la toalla y ha lanzado un mensaje de esperanza e ilusión, pero también de prudencia declarando que sólo se disputará “si hay garantías sanitarias”.

Está claro que la Copa del Rey Mapfre no es una regata más, en la regata cumbre del crucero en España, la que todos quieren participar y evidentemente la que todos quieren ganar y la que puede salvar la temporada a más de uno.

Fuster es una persona cauta y realista sobre lo que está pasando a causa del COVID-19: “la situación es complicada por la pandemia y por el hecho que en los días de regata entran club 3000 personas y además por tres accesos distintos, esto puede provocar un poco de caos sanitario. La semana que viene tenemos que poner una fecha tope para tomar una decisión. La Copa del Rey nunca se ha suspendido en sus 38 ediciones y todavía soy optimista”.

En cuanto al apoyo del patrocinador principal, el presidente del comité organizador explica que “hablé con Mapfre casi un mes y tanto ellos como nosotros estábamos dispuestos a que la situación se celebrara. Ahora hay que esperar y luego cuadrar el puzzle, ya que no es solo la regata, sino lo que la rodea como los viajes por avión, alojamiento hotelero, restaurantes…”

Lo que tiene claro Fuster es que “si finalmente se puede disputar, será muy distinta a todo lo que hemos conocido”.

Veremos como evolucionan las cosas, pero las declaraciones del máximo responsable de la Copa del Rey Mapfre hacen que se mantenga viva la llama.

Crucemos los dedos y si se celebra la Copa del Rey Mapfre será una muy buena señal de que las cosas van bien.

Foto María Muiña: La flota de la Copa del Rey Mapfre navegando en la bahía de Palma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here