INEOS Team UK y Luna Rossa en acción. Foto: Studio Borlenghi

La 36 Copa América sube oficialmente el telón con el Torneo de los Desafiantes, lo que se conoció hasta 2017 como Louis Vuitton Cup, pero que en esta edición la firma de moda de lujo francesa ha sido substituida por su gran rival la italiana Prada, después de que Patrizio Bertelli -marido de Miucia Prada-, sea el propietario del Luna Rossa, actual Challenger of Record de la 36 Copa América, es decir el primer barco que se inscribió en esta edición para desafiar al Emirates Team New Zealand.

Así pues la Copa Prada será la que decida quién ser al Challenger que le disputará la Jarra de las Cien Guineas al Defender en aguas de Auckland (Nueva Zelanda). Tres equipos aspiran a ello, el italiano Luna Rossa Prada Pirelli, el británico INEOS Team UK HQ y el estadounidense American Magic.

En esta ocasión el barco elegido es el espectacular AC75, un barco con alas y que tiene la capacidad de volar, como ya hicieran los catamaranes en San Francisco y Bermuda, pero que ahora lo hacen en un monocasco capaz de coger velocidades impensables. Barcos con tecnología aeroespacial y que cuentan con sensores en todos su apéndices, desde los foils, pasando por los timones, el palo o las velas. Todo está medido informática y telemáticamente y donde los ingenieros juegan un papel tan importante como el de los diseñadores y regatistas.

En la Copa Prada sólo participarán los Challenger, mientras que el Defender esperará rival después de que los desafiantes luchen entre sí en una serie de Round Robins, eliminatorias en las que se enfrentarán entre ellos y de ahí pasarán a una semifinal y una final que determinará quién será el barco que le dispute a los kiwis el trofeo.

A mediados de diciembre se disputaron las World Series que se habían suspendido por la pandemia. En ellas se enfrentaron el Defender y los Challengers, donde se pudo ver el nivel de cada uno de ellos. Si así el Emirates Team New Zealand con Peter Burling a la caña pareció estar un peldaño por encima del resto, mientras que American Magic con Dean Barker y Luna Rossa con Francesco Bruni y James Spithill a la rueda se mostraron muy igualados entre sí. El que no estuvo a la altura fue el INEOS Team UK de Ben Ainslie, que no ganó ni un solo enfrentamiento y además se retiró con importantes problemas técnicos.

Los equipos han tenido tres semanas para ponerse a punto. La hora de la verdad ha llegado y a partir de día 15 de enero, empiezan los puntos de verdad.

Infografía: Vanesa Mauri/Mundo Deportivo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here