La Christmas Race es la gran regata de invierno. Foto: Alfred Farré

La Christmas Race hubiera cumplido este año 45 años, pero la pandemia como tantas otras grandes competiciones, ha obligado a su suspensión por primera vez en su historia y aplazarse hasta las navidades de 2021. Evidentemente no ha sido la única, antes lo hicieron el Trofeo Princesa Sofía, la Copa del Rey y otras tantas y grandes e históricas competiciones; pero la Christmas Race tiene algo de leyenda que desvelaremos a continuación.

El Club Nàutic Costa Brava/Vela Palamós a diferencia de la mayoría de clubes es durante estas fechas invernales donde tiene su mayor actividad. El director de la Christmas Race, Carles Palomares, reconocía que “se te hace muy extraño no ver a regatistas, entrenadores, barcos por la explanada club, cuando por estas fechas llevábamos semanas con tripulaciones entrenando en Palamós, participando en la Christmas y que luego seguían aquí en invierno. Se siente cierta nostalgia, pero llevamos ya tiempo preparando la de 2021 que esperemos que se pueda disputar con normalidad y trabajando para que haya alguna novedades”.

Pasar frío en Palamós lo que hace es curtirte y hay que vivirla un par de veces en la vida para superar otras cosas igual más duras

Y es que por Palamós han pasado prácticamente la totalidad de medallistas olímpicos, y conocida es la frase de Alejandro Abascal y que recoge Palomares: “Jane dice que la Christmas es como escalar el Everest, pasar un poco de frío en Palamós lo que hace es curtirte y hay que vivirlas un par de veces en la vida para superar otras cosas igual más duras”.

Toño Gorostegui y Josele Doreste cuando navegaban juntos en Star.

Y es que por esta regata han pasado una legión de campeones olímpicos, mundiales y europeos. Abascal (oro en Moscú 80) es un ejemplo de ellos, pero hay otros como Josele Doreste (oro en Seúl 88) recuerdan con cariño la Christmas: “Se me vienen a la cabeza grandes recuerdos, muchos amigos…pero también el frío y regatas muy duras, mucho viento, mar”. Toño Gorostegui (plata en Montreal 76) fue junto a José María Benavides los dos primeros en llegar a Palamós: “Los dos primeros fueron Paul Maes y Benavides y después llegó Abascal”.

Gorostegui en su opinión hay tres regatas que son referencia en el continente europeo: “Hay muchas regatas internacionales, pero para mí está técnicamente entre las tres mejores en el mundo, como son Hyères, Kiel y Christmas. Luego hay otros sitios como Cannes, Palma…” y dice porque: “Se escogió muy bien el sitio como centro de vela olímpica por sus condiciones, no tiene la ventarrones del Golfo de Roses ni las calmas del Maresme. Es un sitio en el que se puede navegar todo el año”.

El entrenador belga, Paul Maes, afincado desde hace más de 50 años en C a longe –localidad limítrofe con Palamós-, ha estado hasta en 10 Juegos Olímpicos como técnico del equipo español y ha estado presente en las 44 Christmas Race anteriores como organizado. Todos los medallistas españoles han pasado por sus manos y está considerado junto con Benavides uno de los padres de la Christmas: “En realidad todo nació a raíz de unos entrenamientos en Palamós donde venían regatistas de toda Europa e incluso Estados Unidos, ya que querían entrenar con Abascal y Gorostegui. Fueron ellos los que tuvieron la idea y nos animaron a crear una regata y entre Benavides y yo, la pusimos en marcha y cada año tuvo más y más éxito, hasta hoy”. Maes cuenta, como hizo Gorostegui, del porque de Palamós: “Cuando yo llegué a España, se había hecho un estudio para ver en qué lugar del país había las mejores condiciones anuales para navegar en distintos rangos de viento, y este estudio reveló que Palamós era el mejor sitio”.

De cara a 2021 se espera una importante participación y pensando en Paris 2024 con algunos posibles cambios adaptándose a los nuevos tiempos.

Puedes escuchar las entrevistas a Doreste, Gorostegui, Maes y Palomares, entre otros, en nuestro podcast #18 Tripulante18: Christmas Race Time

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here