La RFEV ha publicado en su web oficial un banner titulado Proceso Electoral, en el que ha subido el calendario y el reglamento electoral, pero ahora mismo son papel mojado y un mero proyecto. Es una forma de seguir engañando al personal o intentar despistar al CSD, que anda muy mosqueado con el tema.

Y es que ni el Calendario ni el Reglamento Electorales que anuncian desde la federación han sido ni aprobados por la Comisión Delegada (CD), paso imprescindible, y mucho menos por el Consejo Superior de Deportes a través del TAD, que es quién tiene quedar el visto bueno definitivo.

El hecho es que, ni con el aviso del CSD a Julia Casanueva de que debe convocar de forma inminente elecciones, ha surtido efecto. El CSD quiere dejar zanjado el tema de los presidentes de federaciones este mismo año, pero Casanueva ha preparado un Calendario Electoral a máximos, y si se sale con la suya, no habrá presidente antes del 29 de abril, cosa que no quiere ni en pintura el Consejo Superior de Deportes. Es por ello que ha instado a Casanueva a que antes del 2 de noviembre envíe la documentación bajo amenaza de apertura de expediente y de córtale a ella el grifo, que no a los deportistas.

Los calendarios tienen unos tiempos mínimos y máximos para que se puedan presentar los censos, los candidatos a la asamblea, las votaciones a sus miembros y posteriormente los candidatos a presidente y una vez formalizada la asamblea, la votación final. Si cuela, cuela…aunque no creo que en esta ocasión ocurra.

No tiene ningún sentido y así se lo ha hecho saber el CSD a la RFEV, que alarguen las elecciones más de lo necesario, que es lo que busca Casanueva, seguir en la presidencia mínimo seis meses más, y si pasara alguna anomalía llegar al verano y en consecuencia a los Juegos Olímpicos.

Otro tema que está encima de la mesa es que Casanueva pretende que la votación a los estamentos de Árbitros y Jueces, Técnicos, Deportistas de Alto Nivel y clubes y deportistas de la común se lleve a cabo en Santander, en lugar de hacerse en Madrid, como se había hecho siempre. Todo el mundo es consciente que llegar a Santander desde la mayor parte de España es más complejo y caro que hacerlo en Madrid, ya que las comunicaciones a Cantabria son mínimas.

El hecho es que si va a mínimos, que es lo que debería ser por el bien de la vela española, la votación a presidente podría ser el febrero de 2021, con lo que el nuevo presidente podrá tomar el mando con tranquilidad y con todo el año por delante para poder preparar su presupuesto y los Juegos Olímpicos de verano. Sino el nuevo presidente habrá tenido prácticamente medio año hipotecado y la segunda mitad con los pies y las manos atadas.

Veremos cómo acaba este culebrón, pero me temo, que no lo hará aquí.

Enlaces en la web de la RFEV Proceso electoral

Calendario Electoral

Reglamento Electoral

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here