Iker Martínez se encuentra en una espiral complicada después que el Comité de Medición detectara una modificación en el Nacra 17 con el que iba a participar en el Mundial de Vela Olímpica que se está celebrando estos días en Aarhus (Dinamarca). En un primer momento se anunció que la audiencia con el Jury sería este lunes día 6 a las 12 del mediodía, pero se ha pospuesto al miércoles día 8 a la misma hora. Al asesor de reglamento que ha mandado la RFEV al Mundial, Antonio Otero, se le está amontonando el trabajo entre los casos 49er y Nacra 17.

Tras la denuncia del medidor, el Jury tomó como primera medida sancionar con un DNE a Iker Martínez, por entender que había modificado voluntariamente la caja de la orza que tiene un desvío de 5 milímetros y los taladros no concuerdan. Pero en el momento de comenzar el campeonato, el ESP70 ya ni aparecía en la lista de inscritos ni con ni sin DSQ. Para leer la resolución del Jury del día 5 de agosto pinchar aquí.

El Nacra 17 de Iker ha estado en las últimas horas analizado hasta el último milímetro por los medidores oficiales del mundial, donde, prácticamente destriparon el barco, al estilo CSI, dentro de la carpa de la World Sailing, y con todos los medidores presentes allí estudiaron el barco por completo y sacaron fotografías.

En la primera audiencia ante el Jury, Iker buscó ganar tiempo pidiendo una semana para preparar su defensa para intentar demostrar que él no ha modificado nada y que, si acaso, el error viene del propio astillero; pero el Jury tan solo le ha dado dos días de margen para prepararse y volver a verse el miércoles.

Resolución del Jury del día 6/8/2018 (La World Sailing ha retirado el enlace del Case No.81)

El regatista español solicitó que se le proporcionasen datos comparativos y mediciones de otros barcos, pero el oficial de investigación disciplinaria del evento (EDIO) ante la evidencia de modificación, le negó esta posibilidad.

Iker Martínez está acusado por el EDIO de infringir la regla 35.4.4 (c), por mala conducta, lo que podría acarrear una sanción importante.

Si Iker Martínez es capaz de demostrar que el barco ha llegado mal desde el astillero, Nacra ya puede cerrar el chiringuito. Si no es así, y el Jury entiende que el barco ha sido modificado de forma consciente a posteriori, la aplicación de la Regla 69 será prácticamente inevitable.

Artículos relacionados:

DSQ’s, DNE’s, sanciones y caos en los 49er y Nacra en Aarhus

España busca las primeras plazas para Tokio 2020 en el Mundial de Aarhus

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here