Ni tener los mejores regatistas ha valido a Francia para que el Comité Paralímpico Internacional (CPI) haya decidido dejar fuera de forma prácticamente la vela como deporte Paralímpico alegando que en algunas clases no participan en número mínimo exigido para ello.

Río 2016 fueron los últimos Juegos Paralímpicos con la vela presente, tras la cita carioca ya se anunció que en Tokio 2020 no seguiría después de perder por un voto y con el del Comité Paralímpico Español como cómplice, pero en la última semana hubo una nueva votación por si volvía en París 2024, pero también fue contraria.

Esta segunda derrota ha sido un duro golpe para regatistas que llevan años trabajando para estar ahí, pero que tanto el Comité Paralímpico Internacional con la complicidad del Español les han dejado en la calle.

Esta semana se está celebrando en el lago Michigan (Estados Unidos) el Para World, y allí se han enterado los regatistas paralímpicos de este duro golpe.

Paco Llobet, el regatista español más veces paralímpico, flanqueado por Theresa Zabell y Vicky Fumadó.

En Barcelona 92 fue la primera vez que la vela fue paralímpica después de un duro empeño por parte de Vicky Fumadó, la Infanta Cristina y el entonces presidente de la RFEV Arturo Delgado. Se consiguió y así ha sido durante 24 años, pero esta historia se acabó.

Después de Río y la marcha de Iberdrola como patrocinador de la vela paralímpica española, la vela paralímpica ha pasado a ser testimonial. Estos días se está celebrando el Para World y poco o nada se sabe de los participantes españoles en este mundial. Ya son de segunda categoría.

La vela es el único deporte en el que compartían instalaciones, medios y competiciones con el resto de clases no paralímpicas.

Paco Llobet, el más veterano de los regatistas paralímpicos españoles, ya estuvo en la preparación de Barcelona y participó en Londres 2012 en la clase 2.4mR y en Río en Sonar se muestra muy decepcionado por esta decisión: “La vela adaptada, consiguió ser paralímpica gracias al esfuerzo del equipo español desde el mundial de Barcelona.92 y a pesar de eso el Comité Paralímpico Español voto en contra de la vela para los juegos de Tokio 2020 y estaría bien saber si ahora han vuelto a votar en contra” y añade que “es el único deporte en el que competimos gente con distintas minusvalías. En nuestro caso en Río competimos en el mismo barco dos discapacitados físicos y uno visual”. Es más, en muchas ocasiones regatistas discapacitados han competido en los mismos barcos que el resto de regatistas, el caso más reciente es el de Arturo Montes, que acaba de proclamarse vencedor de la Copa del Rey Mapfre con el Estrella Damm, o el propio Llobet que lo ha hecho en otras ocasiones.

La RFEV ha emitido a través de su web un comunicado lamentando la decisión del CPI, pero no dice nada del voto en contra del Comité Paralímpico Español que le representa, después de haber sacado una buena tajada de Iberdrola, que por cierto sigue patrocinando deporte, en este caso el femenino menos la vela. Curioso, si más bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here