Foto María Muiña/SailingShots: La tripulación del Wild Oats XI celebrando su noveno Line Honours.

La regata Sydney-Hobart es siempre una caja de sorpresas. Este año parecía que tras una travesía muy igualada, pero plácida, el Wild Oats XI que ha contado como navegante a Joan Vila, se alzaba como vencedor en tiempo real y se haría con el Line Honours, con el que se premia al primer barco que cruza la línea de llegada en Hobart, pero al final, ha acabado siendo polémico.

Si el año pasado un babor-estribor al poco de salir de Sydney dejaba al Wild Oats sin su novena victoria a favor del Comanche, este año ha sido el Black Jack en buscarle las cosquillas al super maxi de la familia Oatley, para dejarle de nuevo sin triunfo.

El Black Jack que terminó segundo en la 74ª edición de la mítica regata a vela Sydney-Hobart, ha decidido protestar ante el Jury la victoria del Wild Oats XI, al que acusa de haber desactivado su sistema de localización automático (AIS), dijo este viernes la organización de la prueba. 

Desde el Black Jack acusan al Wild Oats XI de apagar su sistema de seguimiento durante la prueba haciéndolo invisible para los otros competidores, práctica que está prohibida en esta regata. Su reclamación será juzgada este sábado en Hobart.

El Wild Oats XI, con el español Joan Vila a la navegació, ganó por novena vez la Sydney-Hobart tras una espectacular batalla con otros tres supermaxis. En 2017, tras haber llegado primero, el Wild Oats XI recibió una penalización de una hora debido a una colisión cercana, y el Comanche fue declarado finalmente ganador.

© Foto María Muiña/SailingShots: El Wild Oats XI a su llegada a Hobart.

En tiempo real tras el Wild Oats XI, que invirtió un tiempo de 1 día, 19 horas, 11 minutos y 14 segundos -10 horas más que el récord que ostenta el Comanche desde 2017-, cruzaron la línea de llegada el Black Jack, Comanche, Infotrack Alive.

Veremos cual es la resolución final del Jury al respecto, si penalizan o no al Wild Oats XI. La decisión de nuevo en manos de los jueces.

Artículos relacionados:

Crónica 74 Rolex Sydney-Hobart

Emotivo recuerdo de la tragedia de hace 20 años en la Sydney-Hobart

Ichi Ban, ganador absoluto de la Rolex Sydney Hobart 2017

Richards regala la victoria y el récord a Spithill

La Sydney Hobart pendiente de un babor-estribor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here