La Mini-Transat La Boulengère tenía que haber partido de La Rochelle el pasado 22 de septiembre y a lo largo de esta semana llegar a Las Palmas de Gran Canaria. Pues bien, ni ha salido ningún barco aún de del département Charente-Maritime y evidentemente tampoco ha llegado ninguno a Gran Canaria.

¿Dónde está el problema de este retraso? Pues en el Huracán Lorenzo y que se encuentra desde hace varios días paseándose a lo largo y ancho del Atlántico Norte y provocando primero fuertes vientos en la zona de Azores y a su vez olas de 6 a 10 metros en el Golfo de Vizcaya, justo por donde pasa la ruta de la Mini-Transat.

Todo este fenómeno meteorológico provocó que la dirección de la regata francesa que tendrá como final Le Marín en Martinica a finales de noviembre aún no haya tomado la salida desde Francia.

Tras la primera suspensión de la salida, se han ido barajando opciones y ventanas meteorológicas, primero se habló del miércoles día 25 de septiembre, pero tampoco fue posible, después de se dejó todo en el aire, pero ahora la organización ha marcado una fecha y hora de salida, el sábado día 7 de octubre a las 10,30 de la mañana.

Y todo esto con permiso de Lorenzo, que parece que se va desplazando hacia la zona de Irlanda y puede dejar tranquila la zona de paso de los minis camino a Las Palmas de Gran Canaria. Esperemos que no se desvíe hacia el este y vuelve a cerrar la ventana que parece abierta para este fin de semana.

Si se cumplen las previsiones la salida prácticamente se hará quince días después de lo previsto, con lo que la llegada de los primeros clasificados a Las Palmas de Gran Canaria no producirá hasta mitades del mes de octubre.

Lo que en principio parece intocable es la salida de la segunda etapa desde Las Palmas de Gran Canaria hacia Le Marín el 2 de noviembre.

Esperemos que Lorenzo deje la ventana abierta y empiece el espectáculo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here