Una de las pruebas más esperadas por su espectacularidad de la Liga Mundial de Surf, el Margaret River Pro, que debía celebrarse esta semana en aguas de la costa oesta australiana, ha sido suspendido después que en las últimas horas varios surfistas fueran atacados por tiburones. El pasado lunes dos surfistas aficionados sufrieron mordeduras de diversa consideración en sus piernas, lo que provocó la alarma, en vistas sobre todo a la celebración de esta prueba de la Liga Mundial.

“Los tiburones son una realidad ocasional en las competiciones de la liga mundial de surf y del surf en general. Sin embargo, las circunstancias actuales son muy inusuales y preocupantes, ya que el riesgo [de presencia y agresiones de escualos] durante la temporada del Margaret River Pro ha cruzado el umbral de lo aceptable”, ha explicado en un comunicado oficial la directora ejecutiva de la Liga Mundial, Sophie Goldschmidt.

Sin embargo, los organizadores sostienen que en este caso las circunstancias son excepcionales y han decidido cancelar la prueba “pese a las consecuencias comerciales para la comunidad local”. No obstante, se ha incrementado la vigilancia en la zona de la competición con motos acuáticas y aviones teledirigidos, como informa El País.

El surfista Gabriel Medina está contento de que el torneo se haya cancelado, ya que, según ha contado al portal de noticias Nine News Australia, es la prueba más peligrosa en la que ha surfeado. Los participantes han vivido en sus propias carnes el riesgo de surfear junto a escualos. En vísperas del inicio del torneo, el campeón del mundo de surf, John John Florence, fue alertado de la presencia de dos tiburones en la zona en la que practicaba el deporte y salió del agua. El mismo surfista publicó en su twitter un vídeo del tiburón a vista de dron.

Tras los primeros ataques, la competición se suspendió temporalmente el lunes y el martes y se aumentaron las medidas de seguridad con drones. Pero los cadáveres de ballenas muertas en el área estaban atrayendo a más tiburones y, por lo tanto, había aumentado la probabilidad de más ataques.

No es la primera vez que se cancela una competición de la Liga Mundial debido a la presencia de tiburones. En el año 2015 el surfista australiano Mick Fanning fue atacado en la Bahía de Jeffreys en Sudáfrica, pero consiguió salir ileso.

El incidente ha provocado igualmente el cierre de varias playas, incluidas las de North Point, Big Rock y Lefthanders, según informa The Guardian. Este martes las autoridades retiraron los cuerpos de algunas ballenas de las costas para evitar que más tiburones se acerquen a la zona, tal y como cuenta el periodista Nathan Brooks en su cuenta de Twitter.

Foto: Una prueba del Mundial de surf, suspendida por ataques de tiburones FOTO: EFE (Nic Bothma)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here