Conocido en el mundo de la vela como ‘Chuny’, Roberto Bermúdez de Castro (La Coruña, 1 de marzo de 1970), regatista, ingeniero industrial y padre de tres hijos; es uno de los grandes referentes de la vela española después de participar en siete vueltas al mundo de las que ha ganado una y estando en el podio en 5 ocasiones, cuenta también con dos participaciones en la America’s Cup y unos Juegos Olímpicos. Lo último que tiene en su currículum deportivo, es el haber sido elegido, por méritos propios, para tomar parte en la selecta regata de las estrellas que se celebra cada mes de diciembre en aguas de Nassau (Bahamas), la Star Sailors League (SSL); junto a su tripulante en el Star, Miguel Fernández Vasco, convirtiéndose en los primeros regatistas españoles en formar parte de esta regata junto a grandes nombres como Paul Cayard, Mateusz Kuznierewicz, Iain Percy o Xavier Rohard, entre otros. Chuny es muy respetado y es uno más en este mundo de las estrellas de la vela mundial.

¿Cuál es su valoración de su participación en las SSL?
“De entrada la valoración es buena. Que nos hayan invitado ya ha sido un éxito. A esta regata se llega de dos maneras, o bien por ranking o bien por invitación de la organización en función de los méritos deportivos, como puede ser ganar una Volvo, unos Juegos Olímpicos, una Copa América…En nuestro caso nos han invitado porque yo gané la Volvo Ocean Race con Abu Dhabi y también porque en el último Mundial de Star acabamos séptimos, y ahí nos dieron la plaza. Estamos muy agradecidos a la organización y sobre todo al apoyo que nos ha dado el puerto de Vigo y su presidente. Están haciendo grandes cosas para la vela de base y para un gran circuito de J70, además de crear una buena asociación para aglutinar esfuerzos en sacarle el mejor partido de esta ría”.

Al final no pudieron pasar a la Fase Final.
“Nos quedó un poco de sabor amargo de no haber podido participar en las finales, nos faltó algo de preparación, y aquí tienes que venir muy bien a todos los niveles, sobre todo por los rivales a los que te vas a enfrentar. Tuvimos buenos momentos, pero a raíz de doblar el mástil y tener que cambiarlo, ya no fue lo mismo”.

Han abierto la puerta de España.
“Es cierto que hemos sido los primeros españoles en participar en la Star Sailors League, y esperemos que esto sea el inicio para que el año que viene sean más los españoles que estén aquí, ya sea por ranking o por invitación”.

Así pues era importante estar en Nassau.
“El hecho de España estar dentro del circulo de la Star Sailors League es muy bueno, porque el próximo proyecto que tiene esta organización es la Nations Gold Cup en 2021. Se trata de un modelo de competición distinto a lo tradicional y a lo que no estamos habituados.”

Ha sido un retorno al Star.
“Yo llevaba prácticamente diez años sin navegar en Star, y este año decidimos con Miguel comprar un barco de segunda mano que estaba en nuestro club para hacer el Mundial, y ahí surgió la invitación. En el Mundial las regatas son diferentes, son largas de dos millas, una por día. El Star es un vela ligera, pero dentro de esto es lo más parecido en cuanto a navegación a lo que es un crucero. En las regatas más largas la estrategia es diferente y en la Star Sailors League son regatas prácticamente al sprint, que duran 50 minutos, solo hay 23 barcos, pero hay muchísimo nivel, o bien jóvenes que vienen de clases olímpicas, muy ágiles, acostumbrados a cambiar la marcha muy rápido, o gente muy experta en el Star”.

No ha sido fácil.
“Iain Percy, que ganó medalla olímpica en esta clase también llevaba un tiempo sin navegar en Star,  y después de navegar el primer día mal comentó una frase que me la incluyo, dijo que había navegado como una persona de 90 años, pues nosotros como si hubiéramos tenido 110. La agilidad que tienen los que están acostumbrados a navegar en clases como el Laser y el Finn, se nota mucho. Nosotros hemos hecho buenos parciales, pero nos ha faltado la regularidad, peso, y en esta clase es complicado. No son excusas, pero lo que hay que intentar es aprender de los errores y también valorar las cosas positivas, y mirar para adelante”.

¿Cómo ve esta forma de competición?
“Este formato creo que puede funcionar. En el mundo de la vela, por distintos motivos la World Sailing y las federaciones hacen otro tipo de cosas, y en este caso una organización privada, ha creado este tipo de competición donde prima el espectáculo, y esto lo trasladará a la Nations Gold Cup. Es un nuevo concepto en el mundo de la vela”.

Fotos Gilles Morelle/SSL: Chuny Bermúdez De Castro y Miguel Fernández Vasco en acción en aguas de Nassau.

Para que los lectores lo entiendan. ¿Qué son las SSL?
“Michel, que es quién está al frente de todo esto, lo que intenta plasmar es todo lo que tiene en la cabeza. Que esté acertado o no, esto ya se verá. Pero la Star Sailors League lleva siete años funcionando. La forma de plantearlo, hay premios en metálico, lo cual es un incentivo que no hay en otros sitios. Pero la mejor motivación es ser campeón de las SSL y estar en un ranking mundial en el que entran todas las clases y regatas, desde los Optimist a los cruceros, y pronto entrarán los TP y RC…Hay mucha gente importante del mundo de la vela que cree en ello, solo hay que ver los capitanes de los equipos nacionales, queda claro. Por eso creo que es importante que España haya estado representada en Bahamas, con la cantidad de buenos regatistas que hay en España, esperemos que el año que viene sea más grande esta representación”

Y luego vendrá la competición por naciones en 2021.
“Para la Nations Gold Cup han querido contar con España por todos los resultados obtenidos en muchos ámbitos de la vela. Han propuesto a Luis Doreste, y ha aceptado, y para la vela española es muy importante que sea una persona y un regatista como Luis, el que sea el capitán de España. Hay que estar felices y tranquilos porque estamos en buenas manos. Tiene una labor muy complicada porque cinco irán por ranking, esperemos que sean medallistas en Tokio, y tiene que elegir a cinco que vea que son necesarios para navegar en el barco, que será un SSL47, un RC modificado. El caso es que tiene tanta gente buena que elegir, que no será fácil, pero si alguien puede hacer este trabajo de seleccionador, es Luis, con la ventaja que también puede jugar él. Mira los capitanes que hay, Paul Cayard en Estados Unidos, Fredy Lööf en Suecia, Santi Lange en Argentina, John Bertrand en Australia, Rod Davies en Nueva Zelanda…Son regatistas con un palmarés y una experiencia fuera de toda duda. Son líderes, y Luis esta a su mismo nivel”.

Pero este tipo de organizaciones van totalmente por libre.
“Yo no soy un especialista en marketing, pero si hay una organización privada se acostumbran a organizar las cosas de otro modo. No me voy a meter en eso, pero si las federaciones no lo hacen, a lo mejor si alguien privado lo quiere probar, no tiene porque enfadar a nadie. Esto pasa en el fútbol, la Fórmula 1, las motos. Estamos en un mundo donde prima la comunicación, los medios, las redes sociales…¿Cómo puede funcionar este deporte? Pues que sea más funcional, que entre más dinero, más medios…y si tiene retorno y visibilidad, pues ganamos todos. Michel está muy pendiente de todo, los vídeos, el tracker, el streaming…por ahí puede llegar gente que le interese la vela”.

Es una regata que combina gente joven con veterana.
“La vela ya ha sido un deporte más minoritario de lo que es ahora. Es un deporte muy saludable, limpio, longevo, mentalmente muy bueno. En otros deportes a determinada edad te tienes que retirar del alto nivel, en la vela esto no pasa, hay medallista olímpicos de más de 50 años. Hay deportes que te dejan muchas secuelas cuando has competido al más alto nivel. En las SSL por ejemplo ha habido gente muy joven y gente veterana luchando de tu a tu”.

Pero el seguimiento es primordial.
“La Copa América y las regatas oceánicas se siguen mucho y las regatas inshore menos, eso es lo que quieren potenciar. El año que viene con medallistas olímpicos será una edición muy potente”.

Háblenos de su futuro.
“He estado navegando mucho en Swan en los últimos años, pero a mí lo que más me tira son las regatas offshore. Ahora estoy ayudando a un equipo mexicano que ha comprado un VO65 para intentar participar en la próxima vuelta al mundo, hemos estado entrenando y cruzaremos el Atlántico para llevar el barco a México. Hay también un par de equipos, que podrían ser otra opción. Ya veremos, a ver que pasa. Tengo proyectos profesionales fuera de la vela como ingeniero. También me estoy haciendo mayor, pero lo que quiero es meterme en cosas que me apetezcan, en mi vida he intentado marcar mi rumbo y navegar donde quería. Y es lo que voy a hacer. Si hay algo que me apetezca como reto, a lo mejor cae otra vuelta al mundo”.

¿Cómo ve The Ocean Race?
“The Ocean Race puede estar muy bien con los 65 pies. En esta ocasión hay que llevar gente muy joven. En España hay gente que se puede meter en equipos, en el equipo mexicano he llevado a varios españoles y a ver lo que surge de ahí”.

¿VO65 o IMOCA?
“No se muy bien que va a pasar con los IMOCA, es un presupuesto muy grande, diseñar un barco, probarlo…en cambio los 65 ya están ahí, y es lo que estamos haciendo con los mejicanos. Probar el barco, a la gente y ellos a su vez conseguir la financiación. Cuando tienes el dinero, eres el primero en llegar al mercado y el primero que compras las mejores verduras, pues aquí es igual. Los 65 estoy seguro que estarán los ocho barcos. Los IMOCA, ni idea, si vendrán de la Vendée…es un barco que necesita más presupuesto para una vuelta al mundo con escalas como es esta. El otro día comentaba el constructor del Hugo Boss, uno de los últimos IMOCA en botarse, que es un barco normal pero que tiene dos Ferraris a los lados, por lo que cuesta cada foil. Son cosas que se rompen, hay muchas cosas en el agua. La versatilidad de los barcos es muy distinto a los 65, que son un one designe, más robusto, pero también más lentos”.

Y con salida y llegada en el Mediterráneo.
“Son temas más comerciales que otra cosa, pero la verdad es que es más difícil, cruzar el estrecho dos veces, sobre todo llegando si está la cosa igualada, pero en la pasada Volvo ya viste lo que pasó, navegando por un laberinto de islas. Será distinta”.

Esta entrevista ha sido publicada en ABC de la Náutica*

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here