Snipe
Cristian Sánchez y Alfredo González levantando el trofeo en el recibimiento en el RCN Arrecife.

El Snipe no es una clase más. Se trata de un barco que ha sobrevivido absolutamente todo, me explico. No es un barco que se mueva por modas, por intereses concretos, sino que es casi independientemente al mundo exterior. A lo mejor por eso ha sobrevivido, y también al hecho de que no ha sido nunca una clase olímpica. Y es que si quieres que una clase desaparezca, salvo contadas excepciones como el Star o el Europe, que te hagan olímpica. Y sino que se lo pregunten al Tornado o al Soling, barcos que estuvieron en lo más alto y que han quedado para regatas muy de nicho.

Volviendo al tema que nos lleva. Cuento esto del Snipe porque hace pocos días una tripulación española, la de Alfredo González y Cristian Sánchez, se proclamó campeona del mundo. Cierto, y me reitero, no es clase olímpica, y a lo mejor no se le ha dado la importancia que tiene, pero la gente de la vela sí sabe el valor que esto tiene. No es un barco volador, es más bien antiguo, aunque ha sabido adaptarse perfectamente a los tiempos en cuanto a materiales y navegación.

Es una clase en la que han navegado algunos de los más grandes, desde los hermanos Grael a Santiago Lange, pasando por Paul Elvstrom por poner un par de ejemplos, pero podrían ser muchos más. España sólo la ha ganado en cuatro ocasiones. Sí, cuatro.

Los primeros españoles en conseguirlo fueron en el año 1957 Juan Manuel Alonso- Allende y Gabriel Laiseca, del Real Club Marítimo del Abra, fue en Cascais (Portugal) y 65 años después Alfredo González y Cristian Sánchez, del Real Club Náutico de Arrecife, lo han ganado casualmente en las mismas aguas.

Pero es que hacía 47 años que no lo ganaba un barco español. Los dos siguientes los ganó el snipista más grande y uno de los regatistas más importantes que ha dado este país, Félix Gancedo, que junto con Rafael Parga ganaban en casa el Mundial en 1973, en el Real Club Mediterráneo de Málaga, y el propio Gancedo defendía y repetía victoria en 1975, en aquella ocasión junto a Manolo Bernal en Punta del Este (Uruguay).

En España el Snipe sigue siendo un barco de referencia, actualmente tiene flotas potentes y consolidadas en prácticamente todo el territorio: en Canarias (Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote), Andalucía (Málaga, Cádiz, Motril y Almería), Baleares (Menorca), Valencia, Cantabria (Santander), Murcia (Santiago de la Ribera), Galicia (Vigo), Asturias (Gijón), País Vasco (Getxo), Melilla, Madrid y la Comisión Naval de Regatas, que siempre ha tenido este barco como su referencia en vela ligera, desde la época de Marcial Sánchez-Barcáiztegui.

Y no olvidemos otros nombres que han conseguido en otras ocasiones subir al podio mundial, como pueden ser el subcampeonato y el doble campeón europeo Gustavo del Castillo y Felipe Linares y que repetiría junto con su hermano Rafael; pero hay muchos otros campeones continentales como Carlos Llamas, Javier Gutiérrez, Javier Otero, Jorge Haenelt, Laureano y Martín Wizner, Jesús Vilar, Fernando Rita, Antonio Andreu, Nano Negrín, David Martín, Francisco y Marina Sánchez Ferrer, Javier Jiménez, Raúl de Valenzuela, Antolín Alejandre de Oña, Damián Borrás, Javier Magro, Pablo Fresneda, César Travado, Jordi Triay y Cristian Vidal. Es más, los últimos ocho campeones europeos, son españoles.

Muchos otros también han pasado por el Snipe como es el caso Roberto ‘Chuny’ Bermúdez de Castro, Fernando León o Rayco Tabares, que siguen en activo en alto nivel en otras disciplinas.

Alfredo González y Cristian Sánchez, entrenados por otro de los referentes de esta clase como es Carlos Llamas, han hecho historia por lo que supone para la vela española haber recuperado este título. No abrirá muchas portadas, pero sí hay que darle el valor que tiene.

4 COMENTARIOS

  1. En Canarias,tambien existe en Santa Cruz de Tenerife,en el RCNT una buena flota e incluso alguno de sus regatistas participo en este ultimo mundial.

  2. Gracias, Jaume. También hay que resaltar que en el mundial juvenil, previo al triunfo de Alfredo y Cristian, los tres primeros puestos fueron para españoles: Samuel Beneyto y Rafael del Castillo, Juan José Fernández y Daniel Espejo; y Francisco Silvela con Mauro González‑Regueral. ¡Un exitazo!

    No es un mundial cualquiera, ni es una clase cualquiera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí