El puente del 1 de mayo es prolífico en la celebración de ferias náuticas de diferente índole. Encontramos en estos días dos de referencia, el Palma Boat Show y el Salón Náutico de Dénia, dirigidas a profesionales y aficionados del sector, pero con puntos de vista bien distintos.

Si bien el de Palma es una feria muy internacional, el de Dénia va dirigido más al público nacional y en concreto al madrileño, que tiene un macropuente hasta el jueves.

El objetivo de los que exponen sus productos en las ferias, además de crear imagen, es el de sin duda el de vender.

En Dénia hay más expositores de producto y sobre todo destacan los distintos eventos que se organizan, desde charlas como la de Alex Pella o el cuidado del medioambiente que lidera Theresa Zabell, dos clásicos en el certamen; así como los elementos lúdico-festivos (fiestas, desfiles de perros, etc) y salidas de paseos en catamarán, actividades nunca fallan.

Desfile canino en Marina de Dénia.

En Mallorca buscan más el cliente de compra de barcos de grandes esloras, más exclusivo que inclusivo. En esta edición cuenta con la mayor exposición de barcos de estos tamaños con un total de 80 superyates, un velero de 54 metros de eslora y un barco de motor de 52.

Sin duda dos conceptos que está claro que aunque se solapen en el calendario buscan públicos radicalmente distintos, pero en la diversidad está la riqueza.

Ya en otoño llegarán los de Barcelona y Valencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here