El GC32 Malizia de Pierre Casiraghi está el venta o como mal menor, se chartea. El barco en el que ha navegado en estos últimos años el hijo de la princesa Carolina de Mónaco busca nuevo dueño.

Se trata de un catamarán volador del año 2016 diseñado por Martin Fisher y con las características ya conocidas del GC32, es decir: 12 metros de eslora, 6 de manga, 12,50 de palo, 60m2 de mayor y 950 kilos de peso.

En el anuncio que han puesto ponen como atractivo que: “Experimenta la sensación de navegar a más de 30 nudos con este catamarán con foils, listo para competir en el GC32 Racing Tour”.

En los últimos años el Malizia ha competido en el circuito de GC32 y excepto el año pasado, estuvo en las anteriores ediciones de la Copa del Rey Mapfre.

Ahora que están de moda los catamaranes voladores siempre es una buena oportunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here