Jean-Luc Den Heede se ha proclamado vencedor de la Golden Globe 2018. Foto: Christophe Favreau
La Golden Globe Race es una de las regatas más duras, pero a la vez más hermosas que pueden existir. Se trata de una Vendée Globe pero a la antigua, es decir una vuelta al mundo en solitario y sin asistencia pero usando el sistema de navegación tradicional, sin ningún tipo de electrónica ni elementos tecnológicos modernos.

Sin electrónica, sin GPS, sin teléfono y solo con radio a bordo que solamente se puede utilizar en caso de emergencia. Eso quiere decir que la navegación es a la antigua, es decir siguiendo al sol, las estrellas y como elementos técnicos un sextante y un cronómetro. A partir de ahí a navegar.

La vuelta al mundo debe cumplir también tres requisitos, y es la de pasar obligatoriamente por los tres míticos cabos de Buena Esperanza, Hornos y Leeuwin.

El ganador de la Golden Globe 2018 ha sido el francés Jean-Luc Van den Heede, un chaval de nada más y nada menos que de 73 años, que ha conseguido dar la vuelta al mundo en 212 días tras salir y llegar a Les Sables d’Olonne (Francia), por los que ha pasado desde las más extremas calmas a los más feroces temporales, el último en las últimas millas en el Golfo de Vizcaya con vientos de 50-60 nudos y olas de 10 metros.

Den Heede con el sextante.

De los 18 participantes que tomaron la salida han abandonado ya 13, y los que quedan algunos se han tenido que refugiar en puerto debido a problemas físicos o de material. Van den Heede ha ganado con autoridad, ya que el siguiente en entrar en aguas cantábricas es Mark Slats, que navega a la altura de cabo Finisterre, lugar donde ha abandonado Erkan Bestardes.

De los 18 participantes que tomaron la salida han abandonado 12 y otros han tenido que refugiarse en puerto por problemas de material o de salud.

En esta edición famosos han sido los rescates del indio Abhilash Tomy y de la británica Susie Goodall, que tuvieron que ser rescatados in extremis y que rozaron la muerte.

La Golden Globe Race mantiene vivo el espíritu aventurero del que fuera su primer ganador y que sigue siendo la gran referencia, Sir Robin Knox-Johnston.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here