La reclamación de la Federación Andaluza de Vela, a la que se sumó al día siguiente la Federación Balear de Vela a finales de la pasada semana ha surgido efecto, y finalmente el gobierno ha eliminado algunas limitaciones que estaban contempladas inicialmente en la orden ministerial publicada en el BOE del domingo 10 de mayo y que ha aclarado hoy mismo el director general de la Marina Mercante, con respecto a la náutica de recreo y su práctica durante la situación de crisis por COVID- 19. 

De esta forma los regatistas y también otros usuarios de crucero de las provincias que desde este lunes se encuentran en la fase 1 de la desescalada podrán salir por fin a navegar a cualquier hora. Así lo confirma el presidente de la federación andaluza Paco Coro: “el de ayer fue un día muy intenso pero lo hemos conseguido y estamos muy agradecidos de que se hayan atendido nuestras peticiones para liberar la náutica de recreo, ahora espero y confío en que muy pronto se puedan incorporar a esta fase las provincias de Málaga y Granada para que todos los navegantes andaluces que así lo deseen puedan salir al mar”.

Los navegantes ya no tendrán que hacerlo exclusivamente en los horarios que se habían marcado previamente para las fases 0 y 1 que eran de 6 a 10 de la mañana y de 8 a 11 de la noche.

A partir de ahora se podrá llevar a cabo la navegación de recreo o por mero ocio sin límite horario siempre que la embarcación esté amarrada en la misma provincia, isla o ciudad autónoma en la que se habite. Asimismo, la navegación queda limitada a 12 millas náuticas a contar desde el puerto o instalación de amarre y en todo caso dentro de la misma provincia. La ocupación de la embarcación será del 50% de las personas autorizadas según los correspondientes certificados de la embarcación, pudiendo alcanzar el 100% si convivieran todos los tripulantes en el mismo domicilio. 

En el apartado de mantenimiento de embarcaciones, las visitas de los propietarios están permitidas dentro de la misma provincia, si bien las mismas siguen siendo visitas individuales. También se permite el alquiler de embarcaciones o chárter náutico -lista 6a-, siempre que los usuarios residan en la misma provincia que la empresa de chárter y con las mismas limitaciones para la navegación de recreo o por mero ocio citadas con anterioridad. 

Para concluir se recuerda que en todas estas actividades de la fase 1 se deberán respetar las limitaciones personales para dicha fase así como adoptar las medida de desinfección y refuerzo de normas de salud e higiene en las embarcaciones. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here